184 visionados 0 comentarios

18 aberrantes Tortugas Ninja halladas en bazares chinos

por en 10 abril 2020
 

ARTÍCULO PUBLICADO ORIGINALMENTE EL 3 DE JUNIO DE 2016 EN WWW.ESLANG.ES

De las alcantarillas al bazar chino. Aprovechando el estreno del nuevo filme de “Las Tortugas Ninja”, os mostramos cómo han acabado estos famosos quelonios tras abandonar su hábitat natural y caer en las zarpas de los despiadados jugueteros asiáticos, en otro inquietante recorrido por lo más bizarro y demencial del merchandising pirata venido del Lejano Oriente.

Cambiando de look

Renovarse o diñarla. Desde su nacimiento en el mundo del cómic en los años 80, nuestras queridas tortugas han sido rediseñadas en varias ocasiones. Son precisamente los fabricantes chinos quienes proponen las modificaciones más radicales.

Tortugas Yonkis: Tras fracasar en sus múltiples intentos por seducir a April O´Neil, el bueno de Raphael perdió su fe en la humanidad y decidió cambiar la pizza directamente por el jaco, con funestos resultados para su antaño hermosa dentadura.

Amigables y Hercúleas: Hercúleas lo parecen un rato, pero con esos dientes apretados como si estuvieran cagando y las gafas de sol modelo bakala, no tiene pinta de que quieran hacer amigos, precisamente…

Maestro Astilla Medieval: El Maestro Astilla posee aficiones que van más allá del Ninjitsu y de criar galapágos sobredimensionados. Aquí le vemos regresando de una convención de fanáticos de la fantasía épica, tras triunfar con su disfraz de Bilbo Bolsón.

Tortuga exhibicionista: Esto es lo que pasa cuando te piden ayuda y sales de la alcantarilla a toda prisa. Te olvidas la concha en casa y al final terminas combatiendo el crimen con el culo al aire.

Super Ninja: Cambiar la comida italiana por una dieta más equilibrada está dando sus frutos, hasta el punto de que ahora nuestros héroes se han estilizado y se asemejan a esbirros genéricos del Clan del Pie. Eso sí, la falta de calcio ha hecho que se les caiga el caparazón y les crezcan… ¿alas?

Nuevas Mutaciones

Los Mocos Verdes les convirtieron en increíbles criaturas humanoides. Lo que las Tortugas Ninja no sabían es que dicha sustancia aún seguía provocando lentas pero irreversibles mutaciones en sus cuerpos…

Evoluciones varias: La falta de luz, de calcio, de alimentos saludables y, por supuesto, de escrúpulos por parte de algún desvergonzado juguetero chino nos traen desde tortugas albinas, pasando por quelonios mórbidos y hasta uno de ellos con cara de pocas neuronas, provisto de guantes de cocina y pantalones metidos por dentro de la concha.

Michelingello: Atiborrarse todos los días de pizza es lo que tiene. Te llenas de michelines y te conviertes en la mismísima mascota de los neumáticos Michelin, tal y como le ha ocurrido a este desmejorado Michellangelo, a quien la grasa le ha llegado hasta el cerebro, olvidándose de escribir correctamente la letra de su canción favorita.

Tortuga Paticorta: De tanto caminar por las angostas y estrechas alcantarillas de Nueva York, a Donatello se le han atrofiado las piernas. Mucho nos tememos que las únicas patadas que va a dar a partir de ahora son jugando al Kung Fu Master.

Tortugas Twi´lek: Pues va a resultar que nuestros héroes no provienen del subsuelo de Manhattan, sino que su origen podría hallarse en el planeta Ryloth, hogar de la raza Twi´lek de Star Wars, según prueban esos dos inquietantes tentáculos que les han crecido en la cabeza.

Tortugas deformes: Fukushima, Chernobyl y toda la saga de películas de Godzilla lo dejaron bien claro. Exponerse a tanta radiación nunca es bueno y al final pasa lo que pasa.

Viviendo nuevas aventuras

Las aventuras vividas por las Tortugas Ninja no se limitan a su ciudad de origen. En sus múltiples odiseas han visitado una enorme cantidad de lugares y, sobre todo, experimentado todo tipo de situaciones. A continuación recogemos algunas de las más insólitas.

Ingresando en La Liga de la Justicia: Al igual que ocurre con Los Vengadores, la prestigiosa Liga de la Justicia parece que no atraviesa su mejor momento y ya admiten a cualquiera que lo solicite, como el mismísimo Buzz Lightear o un inútil Raphael cojo y mutilado. ¿Acaso están buscando cobrar alguna subvención?

Tortuga Transformer: Por favor, que Michael Bay -productor de la nueva película de Las Tortugas Ninja, no lo olvidemos- no vea jamás este juguete, no sea que se le acabe ocurriendo el crossover fílmico definitivo, con el que violar -nuevamente- la infancia de toda una generación.

Pateando traseros en el Jurásico: ¿Las tortugas son reptiles o anfibios? La eterna pregunta vuelve a decantarse por la primera opción, con esta inesperada revelación, la cual nos muestra que Leonardo y sus amigos tuvieron sus propios antepasados ninja y saúricos en el Jurásico. Y además, su incómodo rictus denota que estos también sufrían de estreñimiento crónico.

Videojuego pirata: Las armas japonesas dan paso a boomerangs y hasta hachas del neolítico en esta curiosa reinvención videojueguil de Las Tortugas Ninja, donde nuestros héroes también han cambiado los antifaces por unas más molonas gafas de sol. Si esta vez no lo petan entre las chatis, que se vayan retirando.

Vivisección: Como si de una vulgar rana de laboratorio se tratase, algún desaprensivo ha decidido practicarle una vivisección al desgraciado Raphael, hasta convertir sus tripas en dos rollos de carne para kebab. Sin lugar a dudas el juguete acuático más acertado del verano.

Practicando otras disciplinas

El ninjutsu no es la única disciplina que practican estos justicieros verdosos. En su tiempo libre aprovechan para poner en práctica otras sanas aficiones como las siguientes.

Anillas: A pesar de perder todos los piños, una pierna e incluso ser viviseccionado, Raphael no se detiene ante nada y es todo un ejemplo de superación. Aquí le vemos entrenando duramente con las anillas para ver si le admiten en los inminentes Juegos de Rio de Janeiro cubriendo alguna baja derivada del temor al Zika.

De compras: Viviendo en las alcantarillas es difícil que te lleven la pizza a domicilio y a veces no queda más remedio que pillar el carrito -rosita y de mimbre, en la mejor tradición ninja- e ir al súper a pillarla.

Tortuga Bailonga: Y por último el omnipresente Raphael vuelve a ser el protagonista, después de haber aprendido a bailar breakdance sobre sus… ¿testículos?

¿Te gustó? ¡Puedes apoyar a CINECUTRE con Patreon!

Comparte esto:
¡Sé el primero en comentar!
 
Deje una respuesta »

 

Dejar una respuesta 

Please type the characters of this captcha image in the input box

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada