355 visionados 0 comentarios

Pitch y Pichá: Sara (1997)

por en 19 mayo 2021
 

¿Cuál es la semilla que se planta para que crezcan películas? ¿Qué conversaciones tienen lugar para que acabemos soltando nuestros nueve euros? Ahora por fin os lo desvelamos en una nueva sección denominada Pitch y Pichá, en la cual, tras o bien una ardua labor de investigación, o bien inventándonoslo todo, os traemos esas charlas que llevan a nuestras obras favoritas… o a algunas que ni conocemos. Más probablemente lo segundo. Hoy…

 

SARA (1997)

 

“Hombreeee… ¡Luc Besson! ¿Qué pasa, tronco? Aquí Polonia”.

“Hombre, Polonia, ¡cuánto tiempo!”

“Ya ves, tío. ¿Oye, te acuerdas de la peli esa que hiciste hace un par de años, la de Leon?”

“¿Cómo no me iba a acordar, si es la que más credibilidad me ha dado? Al menos fuera del agua”.

“Pues eso. Que la queremos plag… digo, homenajear”.

“¡Joder! ¡El sueño de todo cineasta! ¡Un remake polaco!”

“Sí, tío. Pero, si nos lo permites, haríamos alguna modificación…”

“Hombre, eso es creatividad. Ningún problema”.

“Nos parece importante que el prota se siga llamando Leon. Esto es importante por si la gente no pilla que es un remake. Pero vestirá un poco distinto. Casi igual, pero de tirantes en vez de manga larga. Un poco a lo John McClane. Para desconcertar”.

“Claro, entiendo. “¿Es Leon, o es la Jungla?”

“Exacto, así, a lo Jodorowsky. Abriendo debates”.

“Perfecto”.

“Por otro lado queríamos comentarte lo del intelecto de Leon”.

“¿El tuyo o el mío?”

“Ambos. Si son básicamente lo mismo”.

Fale“.

“No nos termina de cuadrar que nuestro Leon sea… especial. Es que estamos intentando crear el concepto de “macho polaco”“.

“Pero eso ya lo tienen los ibéricos”.

“Ya, y se lo queremos arrebatar”.

“Ajá…”

“Entonces, nuestro Leon no será especial, sino que se habrá vuelto alcohólico por un trauma que se verá al principio de la peli“.

“Pero nada heavy, ¿no?”

“Hombre, lo típico. Llega a casa tras una misión militar, deja su pistola sobre la mesa, se va a la cocina con su mujer, una de sus hijas coge la pistola, le apunta a la otra, y bum“.

“Joder, tío”.

“Es que hay realismo social también”.

“Ya. Y, ¿entonces entiendo que su vecina se mete en líos y él se ve obligado a salvarla?”

“No exactamente. Un ricachón le contrata para proteger a su hija”.

“¿Un tío forrado contrata a un alcohólico para proteger a su hija? Ah, claro, habrá una escena al principio, como en la mía, donde se ve que el tío, asesinando, es un crack. O sea que, aún siendo alcohólico, es el amo”.

“Hasta ahora, lo único que ha hecho en las escenas de acción es quedarse quieto, haciéndose el muerto para que no le disparen. Una vez delante del rico, al producirse una emboscada, que él no hace nada por detener, y otra vez al principio para hacer una broma en las noticias. A estas alturas todavía no ha disparado una sola bala”.

“¿Seguro que es el mejor hombre para el trabajo?”

“Sin duda”.

“Pero, oye, ¿esto no suena más a la de Denzel Washington y Dakota Fanning?”

“Hasta un punto, pero estamos en el 97 y esa no ha salido todavía. Podía haberme inspirado también un poco en la versión anterior de esa con Scott Glenn y Joe Pesci, pero poca gente recuerda esa”.

“Y, ¿qué hace que estés hablando conmigo y no con… espera que lo consulto… Élie Chouraqui?”

“Pues porque la parte guardaespaldas realmente no es importante. Lo importante es lo que nos aportabas tú. Que la chavala está en pleno despertar sexual y se quiere trincar a Leon”.

“Ah, o sea que volvemos a ese dilema interior de sentirse como padre sustituto o amante protector”.

“Dilema tu padre. Se la folla a los cinco minutos”.

“¿Se folla a una de doce años?”

“Hombre, no, no seas indecente. Tiene 16”.

“Wow. Qué transgresor. Y entonces el tío cae en lo chungo de su desliz y se pasa la peli intentando redimirse por sus turbias acciones”.

“Qué va. Se pasan el resto de la peli follando”.

“¿En serio?”

“Sí, tío, y no solo en el piso de él. En una boutique, en una galería de arte mientras se hacen Polaroids sin motivo alguno…”

“Qué fuerte. Pero se tratará de manera discreta y sutil, ¿no?”

“Hombre, claro. A él no se le ve nada. Pero claro, ella sale en pelota picada toda la peli“.

“¿En serio? Habrás cogido a una actriz mayor de edad al menos, aunque aparente menos, porque, si no, se lía la de Dios”.

“Pos claro, ¿por quiénes nos has tomado? La actriz tiene 16”.

(Luc escupe Evian) “¿Quéeeee?”

“Es que en Polonia ya puedes hacer de todo con 15 años. Esta ya es veterana”.

“Pero, vamos a ver: ¿Aquí hay peligro o no?”

“Por supuestísimo. En la segunda mitad hay todo un ejército de matones persiguiéndoles.”

“Ah, o sea que al menos que Leon sea contratado por protegerla ha servido para algo”.

“Bueno, sí y no. Los que los quieren matar han sido contratados por el padre al enterarse de que el borracho se pimpla a su peque.”

“Pero son los malos…”

“¿Cómo te lo tengo que decir? ¡A LOS QUINCE TODO VALE!”

“Ajá. Y ¿cómo se entera el padre?”

“Por los Polaroids”.

“Ah, que se ha puesto a indagar y los encuentra en una caja fuerte”.

“Qué va. Los dejan tirados en el suelo de la galería de arte. De hecho, no sé muy bien ni por qué se los hacen, porque ni los miran. Quizás el productor tenga patrocinio de Polaroid: “Polaroid: para documentar toda tu vida de pederasta. Pero solo a partir de los quince””.

“Entonces el espectador está de su parte porque Leon, que, claro, tiene conflictos-“

“No los tiene”.

“Vale, pero quedará claro que, si están todo el día dale que te dale, será porque están realmente enamorados. Quizás la chavala le ayude a reconciliar de alguna manera que una de sus hijas matara a la otra, o-“

“Ah, tampoco. Al final resulta que la niña mató al caniche de la familia. Pero, claro, esto hace que la familia entre en una espiral de declive y la mujer le ponga los cuernos”.

“Ya… y… ¿me pagaréis por esto?”

“No, pero nuestro Leon tiene un poster de tu Leon en su casa. Promo y eso”.

“¿Algo más que me pueda convencer? ¿Tenéis la canción esa tan bonita de Sting al final?”

“No. Tenemos a Leonard Cohen cantando en polaco”.

“Hmmm. ¿La actriz al menos está jamonilla?”

“Hombre, ¿por qué crees que hacemos la peli?”

“Claro… … ¿me la podéis presentar?


Según Toni Rodriguez McGinty, el autor de esta sección, todo ha salido de su cabecita y cualquier parecido con hechos o personajes reales son pura coincidencia. Para más coincidencias, observaciones, críticas e idas por las ramas, le podéis seguir, junto a su compañero Óscar Villalba, en el podcast Cine por los Codos, disponible en Ivoox y dónde sea que escucháis los podcast. Esto solo lo hace por la promo. Sería un detalle por vuestra parte, por muy mercenario que sea el tipejo.

Comentarios

¿Te gustó? ¡Puedes apoyar a CINECUTRE con Patreon!

Comparte esto:
¡Sé el primero en comentar!
 
Deje una respuesta »

 

Dejar una respuesta 

Please type the characters of this captcha image in the input box

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada