CRITICAS
428 visionados 0 comentarios

666 La Marca de la Bestia (1992)

por en 21 agosto 2020
FICHA TÉCNICA
 
TÍTULO ORIGINAL:

Fertilize the Blaspheming Bombshell

PAÍS:

Estados Unidos

DURACIÓN:

80 minutos

 

Hace ya unos meses iba yo por ese templo del consumismo que es el Carrefour y quedé idiotizado ante una espantosa visión. Una estantería entera llena de películas en DVD con portadas cutres a matar, pertenecientes todas ellas al mismo sello: ‘Noche de Lobos’. Todas al mismo precio, 6 euros. Y todas con títulos ridículos: “El hospital de Satán”, “Mutant Man”, “Alucarda” (sí, habéis leído bien), ”Cyborg Rage”… La cosa prometía horas (días) de cutrerío y vómitos incontrolados. Para acabar de joder la marrana, esa semana había oferta 3×2. Dicho y hecho. Al día siguiente me gasté 60 euros en comprarme las 15 (quince) películas de la colección. La cajera que me cobró el importe del atroz cargamento de mierda ni siquiera se dignó a mirarme a la cara. Mejor, porque el jeto de imbécil que llevaba en aquel momento igualaba a los peores momentos de “A fuerza de cariño”.

Desde aquel día, cada semana un individuo amigo mío y yo, llevamos a cabo un macabro ritual todos los viernes por la tarde: ver un nuevo titulo de la colección ‘Noche de Lobos’. La que os destripo aquí es solo una de las 15 abominaciones, pero ya os digo (sin haberlas visto todas aún) que son una puta mierda. Que os sirva de advertencia. El Carrefour es una de las siete puertas del infierno, esta es la prueba.

La película empieza con una secuencia nocturna EN LA QUE NO SE VE UNA MIERDA. Vislumbramos (con gran esfuerzo e imaginación) una especie de desfile de tíos encapuchados con antorchas, que bajan de lo alto de un cerro en medio del desierto entonando una ridícula retahíla de epítetos supuestamente dedicados a Satán: INFIEL, TRAIDOR, DIABÓLICO, SATANÁS, SANTO, LUCIFER, TRAIDOR, DESLEAL, CONSPIRADOR, PROFANO, IMPOSTOR, FALSARIO, INFIEL (bis). Siguen repitiendo esta memez hasta llegar a un descampado donde espera el cabecilla, un estúpido calvo que se parece a Miki, el casposo cantante de “Libertad libertad”; y que lleva unos estúpidos cuernos de cabra puestos al revés a modo de estúpido sombrero (y para ocultar su calvicie a sus súbditos).El estúpido calvo recita un estúpido discurso supuestamente satánico:

“-¡¡Él sabe que para ser redimido por Satanás debe morir en la hoguera!!”(¿¿¿???)

Acto seguido enfocan a un tío en pelotas y con un mullet de espanto al que, se supone, van a sacrificar. Uno de los monjes le planta una antorcha en los morros. Vemos el jeto del tío del mullet chillando como una niña…

Que te meto con el mechero Zole

Y acto seguido vemos cómo se enciende en llamas un pentáculo trazado a golpes de azadón en el suelo (esto del azadón cobrará sentido más adelante) y aparece el título de la película acompañado de música ochentera caducada.

Después de esta despollante intro, vemos a una pareja, Rob y Sandy, que van en coche, supuestamente por la misma región donde moran los satanistas. Aquí somos testigos nuevamente de la miseria reinante en lo que a gastos de producción se refiere. En los planos generales del coche circulando, la negrura es total. NO SE VE UN CARAJO salvo los faros de coche (y además hay veces que una de las luces delanteras no funciona); mientras que en los planos que muestran a la pareja en el interior del vehículo hay un PEDAZO DE FOCO detrás que ilumina el plano con luz azulada, dando la impresión de estar en una autopista, o directamente, en un puto plató.

Chicago de noche, Chicago de día

La conversación que se traen los dos tórtolos es a su vez bastante reveladora. Revela que el guionista es un zoquete de aúpa. Como muestra un botón:

(Sandy)  -Ya te has pasado el desvío.

(Rob)      -Háblame de tu hermana, ¿es traficante o bailarina?

(Sandy)  -lamento decepcionarte pero solo es catedrática de antropología.

De pronto, aparecen unos hierbajos en la carretera y Rob, que es quien conduce, SE DESVÍA PARA EVITARLOS (como si fuera a chocar contra un árbol).

De repente, sin darnos tiempo a reaccionar ante tal estupidez, se ven los faros traseros de un coche pasar a toda velocidad. La reacción de la pareja es la siguiente:

(Sandy) -Rob, mira ¿de dónde ha salido?

(Rob)    -No lo sé, pero voy a averiguarlo (se pone a seguirlo ¿¿¿???)

¿Qué le pasa a ese tío? ¿No ve mis luces? ¡Despiertaaaa!

(Sandy) -¿Dónde se ha metido?

(Rob)  – ¡Un pueblo!

(¡Todo esto en pocos segundos y sin verse una mierda entre tanta oscuridad!)

(Sandy)- ¡¡¡Cuidado!!! (El tío derrapa sin venir a cuento ¿?)

Entonces nos enfocan un patético decorado ILUMINADO CON FOCARROS, con un letrero en el que pone ELLIVNATAS (Que sutiles).

Si Kubrick levantara la cabeza…

Por supuesto, Rob no dice otra frase que la siguiente:

-Eso no está en el mapa… (para variar)

Se bajan del coche y se meten en la cantina del pueblo, donde hay cuatro figurantes con mullets y gafas de sol y una camarera punky. Sandy llama por teléfono a su hermana gemela que, claro está, es la misma actriz con peluca. Sandy intenta decirle a su hermana (o sea, a si misma), donde están pero la llamada se corta (misteriosamente) antes de poder decir el nombre completo del pueblo (solo le da tiempo a decir ELLIV…). La hermana inmediatamente llama a diversos números de información para preguntar por el  puto pueblo pero nadie le da respuestas…. mientras tanto la pareja se va de allí.

Siguen conduciendo pero se topan con un PEDAZO DE BARRANCO en medio de la carretera (o por donde quiera que vayan, porque como no se ve un pijo…).El tío intenta dar la vuelta pero ¡NO HAY GASOLINA! La pareja se pone histérica y empiezan a vagar por el desierto. Y entonces se empiezan a oír de fondo los epítetos de los satanistas presagiando otra bochornosa escena de muerte.

(Rob)  -¡MIERDA! Marchémonos de aquí.

Empiezan a correr y se suben a lo alto de un cerro pedregoso, mientras Rob no deja de decir incoherencias:

-Ya falta poco, podemos llegar, podemos lograrlo…

Como si estuvieran subiendo el puto Everest los muy payasos. Acto seguido se quedan parados y los satanistas (que estaban en el quinto coño hace un segundo) les rodean. Rob grita como un imbécil: “¡Corre Sandy, Corre! (¡corre Forrest, corre!)

La tía chilla sobreactuando vilmente, y en el siguiente plano ya vemos al orangután de su novio ENVUELTO EN LLAMAS Y DESPEÑÁNDOSE POR OTRO BARRANCO.

¡¡¡¡¡AAAAHHH ,un muñeco ardiendoooo!!!!

A continuación tiene lugar una estúpida ceremonia en el descampado de los satanistas en la que aparecen strippers enseñando las tetas y contoneándose sin venir a cuento. Le rompen la ropa a Sandy y el estúpido calvo, líder de la secta, se la beneficia por todo el morro, no sin antes darnos la vara con otro estúpido sermón satánico. Luego la mata con un cuchillo, y acto seguido nos encasquetan una imagen de la hermana, que ya se ha cansado de llamar a información, retorciéndose de dolor porque “siente” que están matando a su gemela.

Obviamente, la hermana de la difunta Sandy (Susan) se convierte en la protagonista del filme a partir de este momento -Hitchcock sonríe desde su tumba-, llevando a cabo una insaciable búsqueda por el puto desierto de los barrancos satánicos.

Aunque la mona se vista de Sarah Connor, mona se queda

En su búsqueda se topa con los siguientes personajes:

EL CHULO OCHENTERO

Me parece que veo una tía en pelotas allí a lo lejos…

¡Por supuesto! No podía faltar el jetas de la película, el que se beneficia a la protagonista. Pero en este caso el interfecto se queda sin mojar el churro, como se verá mas adelante.

EL SHERIFF

El planeta de los Simios

Un vago de mierda y un incompetente de cojones. Se pasa la película eludiendo responsabilidades y soltando perlas como “¿Sabe quiénes eran los que la atacaron? ¿No? Pues entonces, ¿cómo voy a perseguirles si no se quiénes son?”

LOS CONDUCTORES PUNKIES DEL DESIERTO

Los locos de Cannonball

Estos son una panda de gamberros que conducen Volkswagens modelo Escarabajo “tuneados” con alerones de cartón y pintados con acuarelas, que se dedican a acosar a la protagonista persiguiéndola con sus tartanas. Aparecen en dos secuencias; la primera de ellas, una larguísima persecución por el desierto que parece el París-Dakar .Su supuesta relación con los satanistas no está demasiado clara, pero parece que son coleguillas o algo…

La protagonista, Susan, que no es ni bailarina ni narcotraficante sino antropóloga, se dedicará a recorrer el desierto pasando veinte veces por el mismo sitio, subirse a cerros pedregosos (el mismo cerro varias veces, en plan pelicula de Ed Wood) y otear el horizonte con sus prismáticos, descubriendo el rastro de los satanistas (el pentáculo quemado en el suelo). Irá dando pomposas explicaciones demostrando sus “extensos conocimientos“ al Chulo Ochentero, que le irá detrás intentando mojar (¡qué iluso!).

En un momento dado, una roca de cartón piedra cae rodando por un terraplén LEJÍSIMOS de los protagonistas. El supuesto susto le da excusa al Chulo para abalanzarse sobre Susan  “para protegerla” y revolcarse los dos por el suelo metiéndose mano.

 De aquí a la eternidad

(Susan) -Esto no ha sido un accidente. Alguien pretende asustarme…

(¿¿¿¿????) ¡¡¡PERO SI NO HAY NI DIOS!!!

Entre pitos y flautas acaban los dos en casa del Chulo Ochentero. Él le ofrece tomar bourbon (con la esperanza de emborracharla para poder tirársela, el muy bergante), pero ella se hace la estrecha y empieza a contar la historia de su vida. Luego dice que se quiere tomar una ducha. Aquí viene la escena que todo cristo se esperaba. La tía se desnuda, se mete en la ducha y el director se recrea a gusto en primeros planos de las tetas y el culo de Susan (o de su doble de cuerpo). Es despollante porque la tía no se enjabona SE METE MANO A SÍ MISMA de forma obscena y gratuita.

   Wet Stories 666: The mark of the Beast

Y claro, como se pone cachonda perdida, luego tiene pesadillas obscenas y satánicas con el Chulo Ochentero.

El sueño de una guarra en verano

Después de esto, Susan se larga de casa del maromo sin avisarle siquiera y sigue buscando a su necia hermana. Acaba topando con el pueblo de ELLIVNATAS y los satanistas de mierda:

(Calvo)- pasa querida, te estábamos esperando…

Libertad, libertad, sin ira libertad…

Los satanistas capturan a Susan y la llevan al descampado, donde el estúpido calvo le quita los pantalones y, después de aburrirnos con otro absurdo sermón satánico; se dispone a beneficiársela… pero Susan consigue liberarse, apuñala al calvo con su propio cuchillo y escapa a toda hostia de allí. Los satánicos la persiguen.

A partir de aquí la película se convierte en una especie de videojuego arcade donde la sanguinaria protagonista huirá por el desierto en bragas, cargándose a todos los monjes que le salen al paso de uno en uno, con la ayuda de diversos ítems. A destacar las siguientes secuencias:

LA SATÁNICA CAMPESINA

Una energúmena EQUIPADA CON UN AZADÓN (es la encargada de trazar los pentáculos) se engancha a la parte trasera del coche de la protagonista. Se encarama al techo del coche para intentar acuchillar a Susan pero se va a la mierda tras darse de morros contra la rama de un árbol.

Soy más chunga que Linda Blair

EL MONJE DE LA PISTOLA

¡¡¡¡¡Mamá!!!! ¡¡¡¡¡¡Tengo miedooooo!!!!!

Este es un imbécil que se pone delante del coche de nuestra heroína para tirotearlo con una pistola de petardos. Susan, que no esta para tonterías se lo lleva por delante, catapultándolo al híper-espacio (literalmente).

PASEO POR EL CAMPO

La protagonista llega a un paraje boscoso en medio del desierto, donde hay una cascada. Ni corta ni perezosa, se despelota y se baña en una secuencia que parece un anuncio de desodorante Fa, acompañada de una música de coros horrorosa.

Siente en tus tetas todo el frescor de Fa

EL MONJE CON TEJANOS

Aparece después de la escena anterior (se debía estar haciendo pajas entre los arbustos). A este Susan lo empala con una rama de árbol y luego lo tira de cabeza por un barranco:

 ¡¡¡¡¡¡No me quites los Ferrys!!!!!!!!

DUELO MAD MAX

Susan aniquila al ¿último? de los conductores punkies saltando de su coche en marcha segundos antes de chocar de frente, causando una bestial deflagración.

 BANZAAAAAIIII!!!!!

MUERTE DEL CHULO OCHENTERO

Después de que Susan haya acabado con todos los malosos, aparece el chiquilicuatre este en plan héroe; listo para meterle el magreo de turno a nuestra heroína (que, recordemos, va en bragas). Instantes después, ya en el coche, descubrimos que el susodicho es uno de los satánicos, porque lleva el número 666 en la nuca. Ojo porque el plano en el que se supone que nos muestran esto yo puse la pausa y os juro que no vi el 666 por ninguna parte, juzgad vosotros mismos:

Si te fijas bien, los rizos forman el 666

Total, que Susan coge un crucifijo de madera de la guantera (complemento indispensable, junto al 3 en 1), se lo clava en la cabeza y luego salta del coche en marcha (así, tan feliz), dejando que se despeñe por un ridículo terraplén, donde se desintegra literalmente en una explosión morrocotuda:

 Me encanta el olor del napalm por la mañana…

EL PUTO FINAL

Finalmente, cuando ya no queda nadie, aparece… ¡EL SHERIFF! Susan sale corriendo en cuanto le ve (normal, mucha confianza no inspira con ese jeto de chimpancé), se sube a lo alto de un cerro y está a punto de despeñarse por un barranco (joder con los barranquitos), de no ser porque el sheriff la ayuda a subir cuando está colgada del borde, demostrando así que es de los buenos.

Ven aquí que no te voy a hacer nada, ¡corderaaaa!

Después de abrazarla y magrearla en plan “paternal”, el Sheriff pone punto  final a este bodrio con la frase:

-Por suerte ahora todo ha terminado.

Pues tú lo has dicho. ¡¡¡POR SUERTE!!! ¡Y vuestras carreras cinematográficas también, jar jar!

A tomar por culo mi carrera, y ni siquiera me la he tirao

Bueno, he de decir que me he saltado bastantes trozos para que no se me hiciera demasiado larga la crítica. Para empezar, TODOS Y CADA UNO de los discursitos del calvo son como para linchar al guionista, así como el 90% de los diálogos. Además, el director, a parte de tener fijación con los barrancos, va de bueno haciendo “guiños” (o algo) a películas famosas, como por ejemplo ‘El resplandor’ (el nombre del pueblo escrito en la pared al revés, aparece reflejado en un espejo: satanville); ‘Psicosis’ (Susan va en su coche mientras se van oyendo las voces de otros personajes en off); o incluso ‘Star wars’ (usa cortinillas súper rancias para enlazar las escenas).

Y por si fuera poco todo esto, la banda sonora no aparece acreditada por ningún sitio porque salta a la vista que ESTÁ PIRATEADA. Exacto, durante toda la película no hacen más que sonar melodías que, además de no concordar para nada con lo que se está viendo en ese momento, tienen toda la pinta de estar extraídas de series de televisión. Un puto timo, y además denunciable.

La verdad esta ahí fuera

Me gustaría ver la cara de los GAMBERROS que han tenido la idea de rescatar esta MIERDA del cubo de basura para reeditarla en DVD. Seguro que se meaban de risa mientras hacían las copias de edición.

Y  ‘Blade Runner’ sigue descatalogada; hay que joderse…

¡Que venga el director de esta mierda que lo inflo a hostias!  

Mis agradecimientos a mi colega Rusesky por su soporte técnico, y al centro donde estudiaba informática por dejarme chupar ordenador en horas de descanso. Sin ellos, toda esta infamia jamás habría salido a la luz.

¿Te gustó? ¡Puedes apoyar a CINECUTRE con Patreon!

Comparte esto:
Nota del Crítico
Crítica


¡Sé el primero en comentar!
 
Deje una respuesta »

 

Dejar una respuesta 

Please type the characters of this captcha image in the input box

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada