CRITICAS
901 visionados 0 comentarios

Cruella (2021)

por en 24 junio 2021
FICHA TÉCNICA
 
TÍTULO ORIGINAL:

Cruella

PAÍS:

Estados Unidos

DURACIÓN:

134'

 

Antes de empezar 3 cositas:

1- SPOILERS TODO EL RATO Y TAL.

2- las fotos del artículo se ven fatal. Podía haberles metido brillo y contraste con Photoshop, pero prefiero que veáis LA PUTA BASURA DE FOTOGRAFÍA MARRÓN OSCURA COMO LA PURA MIERDA que tiene TODA la película. Es denunciable que alguien haya cobrado por un trabajo tan miserable y mugriento.

3- Antes de seguir leyendo, dadle al play al siguiente video https://www.youtube.com/watch?v=Qy2WiAZvf8Y&ab_channel=Ubercrow Y DEJADLO PUESTO HASTA EL FINAL CON EL VOLUMEN ACTIVADO MIENTRAS LEÉIS. Tranquilos no es reggaetón, pero la idea es taladraros la cabeza con la mierda que me gusta a mí, igual que hace el subnormal del director de la película de la que voy a hablar.

El tercer punto (QUE LE DÉIS AL PLAY, COJONES) viene a cuento de que os juro por dios que estoy hasta los cojones del puto rock setentero y la puta mierda de rollo viejuno carcamal en las películas actuales y más todavía cuando les suda los cojones si es adecuado o no. Y en esta película NO ES ADECUADO, de hecho es tan inadecuado que parece pitorreo hecho a mala leche. Poner a Iggy Pop, para ilustrar a una mamarracha Miley Cyrus de hacendado (que se cambia la peluca y ya es otra persona, TAL CUAL) es el postureo más cazurro que se pueda imaginar y lo peor es que les funciona, sólo hay que ver otra vez las burradas que ya se están diciendo, que si es “punk”, que si es “gamberra” que si es “la polla con cebolla”. Esa instagramer de 15 años con una camiseta de Nirvana de la que tanto abomináis os la están metiendo por el culo y sin vaselina, y no es la primera vez que pasa ni la última.

Pero es que además ‘Cruella’ es también un timo flagrante, porque sin la música “buena” no es más que un montón de fulaña mediocre y gris, es exactamente lo mismo que los trailers de las nuevas de ‘Star Wars’ (digo los trailers, porque las películas no hace falta que diga lo que son). ‘Cruella’ es básicamente una chusta infumable (Y LARGUÍSIMA), en la que han cogido a una de las villanas más sádicas y desagradables de toda la animación infantil, la han tirado por el váter, y luego han hecho otra película, le han puesto su nombre y para metértela doblada le han encasquetado un “catálogo musical de puta madre” (que ni lo habrán tenido que comprar, porque es Disney y Disney lo tiene TODO), porque parece que así da igual que todo lo demás sea una chapuza.

Y aquí enlazo, astuto yo, con el verdadero meollo, y es que ‘Cruella’ es una cagada ya desde su mismo concepto, como está destinado a serlo cualquier intento de película con un villano digno de tal calificativo como protagonista “guay”. NO SE PUEDE COGER A UN HIJO DE LA GRAN PUTA Y HACER QUE SEA UN PERSONAJE SIMPÁTICO QUE CONECTE CON EL PÚBLICO. No, no se puede. Podéis tirar de palabrejas como excusa, “reinvención”, “reinterpretación” o la gilipollez que prefiráis si así os pasa mejor por el duodeno. Paparruchas. Lo que están haciendo es inventarse otra cosa y ponerle un nombre registrado. O lo que es lo mismo, coger una lata de Coca-Cola y rellenarla con tu propia orina porque así la puedes vender a 0,55 euros. Y cuidado, NO ESTOY DICIENDO que forzosamente tenga que ser una puta mierda como ‘Joker’ (2019). Ahí tenéis ‘Maléfica’ (2014), por ejemplo, o la serie ‘Ratched’, por poner dos ejemplos recientes que funcionan bastante bien, pero no nos engañemos, DESVIRTÚAN COMPLETAMENTE los personajes originales en que se basan. Y encima aquí no estamos hablando de eso. Esto es Cinecutre, y ‘Cruella’ es CINE CUTRE.

Ey, lo del pis no es mala idea, en lata no, pero en botella de champán… cuela, cuela.”

TRUÑELLA

Vaya por delante que a cargo del guion y la historia de ‘Cruella’ hay un total de cinco personas, en la más genuina tradición de diarreas fílmicas que han pasado por esta web. Me imagino a toda la panda reunida escribiendo ideas en papelitos, metiéndolos en una caja de cartón y sacándolos al azar. Y en otra caja, las canciones. La película empieza con una introducción en la que ya se puede intuir ésta más que probable dinámica de trabajo. Lo primero que te plantan es un parto sórdido y desagradable, y unas breves escenas de infancia, donde conocemos a Estella, una niña con el pelo mitad blanco y mitad negro, de conducta “violenta” (se pelea a hostias en el colegio hasta que la expulsan), con “aptitud para la moda” (se tunea el uniforme escolar hasta parecer un diseño descartado de ‘Monster High’) y que quiere mucho a su madre y a su perrito recogido de la calle.

La madre intenta que no sea mala diciéndole “ERES ESTELLA, NO CRUELLA” (wink, wink ¿lo pilláis chicos? ¿LO PILLÁIS?) y ella dice “Sí, mami”. También nos enseñan un colgante con una piedra roja de plástico que según nos cuenta la propia Estella en la imprescindible y taladrante VOZ EN OFF, “fue la causa de su muerte”. En cinco minutos tenemos pelo bicolor, moda, violencia infantil, perrito, mami, colgante y muerte, y como dos o tres greatests hits del rock a toda tralla ahí a piñón. ¿Cómo te quedas? Exacto, y ya verás cuando encajemos todo con una perfección que ríete de Jigsaw.

Sin perder ni un minuto pasan a abordar el principal escollo con que se encuentra esta película que es, como ya dije, conseguir que una asesina de cachorritos con cara de Michael Jackson a los 51 años y que fuma como una carretera, te caiga bien. Quitando excepciones como yo, que no dejo de imaginarme a la dantesca jauría de chuchos cagándose en la alfombra todos a la vez, se da por supuesto que los buenos y adorables hasta ahora eran los 101 Dálmatas, con los cuales el espectador empatizaba, sufría y se emocionaba, odiando a muerte a la villana (y por mucho que la película me haya parecido siempre una horrenda apología del síndrome de Noé, ella me caía como el culo igualmente también a mí). Pues bien, aquí la script bunch, se quita este problemón de encima como el que se saca un moco y lo pega bajo la mesa. ¿Cómo? Muy fácil, a la ZACK SNYDER:

En efecto, al poco de empezar la película, la madre de Estella lleva a su hija hasta una mansionaca como la de ‘Eyes Wide Shut’ llena de personas “híper ricas” que están haciendo una fiesta cosplay victoriana (se supone que aquí vive una amiga de la madre a la que van a pedirle dinero, porque era eso o ponerse a trabajar, y hay que darle ejemplo a la niña). Estella deambula por allí y en seguida tres dálmatas asesinos CGI aparecen y empiezan a perseguirla rugiendo, echando espumarajos por la boca y saltando a cámara lenta, aterrorizando a los niños espectadores. Estella los esquiva pero por desgracia los perros EMBISTEN A SU MADRE Y LA DESPEÑAN POR UN ACANTILADO. A la mierda ‘101 Dálmatas’, y a la mierda los payasos de PETA. CRUELLA ES UNA VÍCTIMA DE LOS DÁLMATAS. HAY QUE ANIQUILAR A ESAS PUTAS ALIMAÑAS.

LO SIENTO DISNEI, LA KAKA TIENE KE ARDER

“¿OJO EH? Que igual hasta me como mis palabras. IGUAL HASTA TIENEN MENOS VERGÜENZA TODAVÍA. En vez de cambiar a Cruella, ¿HARÁN QUE LOS PERROS SEAN UNOS CABRONES?”, pensaba yo, flipando, mientras veía este esperpento. Hubiese sido hasta bueno, ¿verdad? Seguid leyendo, y no os asustéis si notáis que los cojones se os van cayendo progresivamente al suelo.

Tras la horrenda muerte de su madre, Estella y su perrito bueno saltan a la caja de un camión que la lleva hasta Londres, donde pasa la noche al raso en las inmediaciones de una fuente. A la mañana siguiente se despierta y encuentra allí a dos niños vagabundos que pescan monedas en el agua. Son Horacio y Gaspar (SÍ, AQUELLOS DOS REPULSIVOS RUFIANES), uno blanco y otro negro:

¿Qué coño decís ahora de cuota de pantalla, pollaviejas? Blanco y negro COMO EL PELO DE CRUELLA, callaos un poquito esa boca llena de mellas…

Cuando un bobby se lanza a perseguirlos por sus horrendos crímenes porra en mano y pegando gritos, los niños huyen por los tejados de la city, hasta su refugio secreto, a donde los sigue Estella. Allí conversan un poco, empatizan con su orfandad y Gaspar (el negro) le dice en un tono y con una mirada que no hace pensar nada raro porque son niños: “creo deberías quedarte aquí… ser de nuestra pandilla… nos vendría bien una chica con pinta inocente…”. Total, que la acogen en su cubil infecto lleno de colchones bien grandes donde caben los tres, y…

Tras echarse un bote de salsa barbacoa en la cabeza…

Tachán… ¡llegó la madurez sexual!

De repente, han pasado 10 años, el threesome vive en una buhardilla bohemia con una Vespa a medio pintar y una guitarra y muebles molones, Horacio es más gordo, Gaspar es más blanco, y Estella se ha convertido en la mamarracha adefesia y reina del rictus Emma Stone. ¿Queréis que os dé un susto? AÚN QUEDAN MÁS DE DOS HORAS DE PELÍCULA. Pero eh, al menos ya se pueden hacer chistes sexuales (aunque paso de hacerlos).

En fin, que los tres tunantes prosperan y se van enriqueciendo a base de robar carteras en el transporte público, usar a sus perros-patada para chorizar joyas y abalorios diversos y cambiarse de disfraz más que Mortadelo para que no les pillen. Hasta que un día, para el cumpleaños de Estella, Gaspar cuela un curriculum falso en las oficinas de Liberty, los grandes almacenes más prestigiosos de todo Londres (donde Estella siempre ha soñado con exhibir y vender la mierda punky que diseña, tal y como nos machaca bien el director bombardeándonos cada cinco segundos con vallas publicitarias y posters). Estella recibe la carta de admisión con gran ilusión y su Gaspar relationship level aumenta un +3.

Llega la mañana siguiente y nos meten un plano de esos David Fincher de la cámara recorriendo todo un puto edificio y metiéndose por todos los pasillos para que veamos los almacenes Liberty de cabo a rabo, mucha pasta y tal, y que termina mostrándonos el puesto de trabajo, totalmente sorprendente e inesperado al que ha accedido nuestra protagonista:

Un puesto de trabajo digno, y que no la cosifica ni la sexualiza, no como el de azafata.

Mientras desatasca váteres entre nauseas, Estella intenta desesperadamente llamar la atención de un ¿ejecutivo? de la empresa que le pisa las manos mientras friega y le dice que cierre su puta boca si no es para ch… limpiar. Estella intenta explicarle a todas horas que ella sabe coser blablablá… en fin el tipo es este:

Unas 30 muecas por minuto, el cabrón. El actor que lo interpreta es un tal Jamie Demetriou, el que le puso la peluca debería estar en la cárcel y él en el container de basura.

Por supuesto, aquí se encadenan las situaciones humillantes (jaja, que me parto neng), como que se le revienta una bolsa de basura en la cabeza y luego va con una rodaja de plátano pegada en la cara sin darse cuenta, o que se queda en la calle sin llaves para volver a entrar, con lo que (se supone) la bilis le va subiendo y subiendo EVOLUCIÓN, JOKER, GENESIS DE PERSONAJE, hasta que una noche que está hasta el coño de limpiar, roba una botella de Jack Daniels del despacho del jefe y se pone a hacer el gilipollas mientras suena y (ella canta en voz alta, que es peor) la canción de las botas de los cojones de cuando sale la puta en ‘La Chaqueta Metálica’ (la que fuma cigarrillos por el chocho no, la primera, la tuberculosa). Minuto 26 de película, Emma Stone haciendo ver que va borracha mientras canturrea como una grulla y sacude la cabeza que parece un funko pop. La vergüenza solo acaba de empezar.

En este punto esperas que, no sé… ¿le pegue fuego a la tienda o se ponga a hacer pintadas de pollas, esvásticas y “PUTA”? Pero en vez de eso, hacen fundido a negro y acto seguido la beoda amanece en el escaparate de la tienda habiendo hecho una redecoración neo-vintage-trinity sofia coppola’s mariantonieta retropunky style megamix (le ha hecho una falda con papel de periódico a un maniquí, oju que Valentino es un mierda). Parece que la patada en el culo de su jefe es inminente y que ahí ella lo va a degollar con un disco afilado o algo pero… Pero justo llega LA BARONESA (no, la buenorra con gafas de Cobra no, se trata de una urraca millonetis “diseñadora de moda” que va vestida como Dracula-Gary Oldman). La tiparraca, Emma Thompson por cierto, ya sin gota de vergüenza en las venas, ve lo que ha hecho la pájara, le gusta y CHIMPÓN, LA CONTRATA.

Yo romperé tus fotos, yo quemaré tus cartas, para no verte más, para no verte maaaas”.

Y ya hemos comido al menos 20 MINUTOS DE IDIOTECES que no han servido absolutamente PARA NADA, salvo para oír canciones que nos tienen que molar porque yo lo valgo. Pero bueno, tira…

Los currantes de la baronesa visten o de DE BLANCO O DE NEGRO (ahí metiendo sibilinamente elementos influyentes para el personaje, EVOLUCIÓN qué genios somos JOKER) y trabajan sin descanso creando diseños mientras la muy zorra se refocila y se mete el dedo leyendo cómo los periódicos le comen el culo. Efectivamente, ELLA NO DISEÑA Y NI HACE NADA Sólo habla, da asco y se toma siestas de 9 minutos con rodajas de pepino sobre los ojos. La típica simbiosis “autor”/negros de toda la vida.

Durante un buen rato, la película es ‘El Diablo viste de Prada’ rimaque, con paseos en coche de empleada y ama, personajes secundarios de mierda, almuerzos con ingredientes repipis y demás gilipolleces fotocopiadas y con mal gusto añadido (la baronesa mucha pasta y tal, pero no es más que una puta cerda que cuando se acaba de comer un plato de comida para llevar mientras va en la limusina, tira el envase por la ventanilla y se queda tan ancha; ¿dónde está el Bobby persigue-niños ahora? por ahí cascándosela, seguro).

Entre medias y como dos compañeros de piso que solo saben robar no son suficiente, Estella conoce a un gay disfrazado de Ziggy Stardust que regenta una pequeña tienda de moda, con el que puede debatir sobre moda y tendencias, cosa que obviamente no puede hacer con sus dos futuros esbirros cishetero.

(gay relationship level +5)

A todo esto que Estella sigue siendo una pobre matada que solo quiere coser y parecer simpática a todos los que estamos viendo esta mierda (fracasa totalmente). ¿Cómo decías que se titulaba esta película? Cru ¿qué? Pero, shhh, calla, que ENTONCES SE DESCUBRE LA GRAN SORPRESA.

¿listos?

LA BARONESA ES LA DUEÑA DE LA MANSIÓN VICTORIANA DEL PRINCIPIO, Y ES LA “AMIGA” A LA QUE LA MADRE DE ESTELLA IBA A PEDIR DINERO. EN REALIDAD LA MADRE FUE SU EMPLEADA, SE FUE HABIENDO ROBADO EL COLGANTE PERO LUEGO VOLVIÓ ARRASTRÁNDOSE Y MENDIGANDO, Y ESA NOCHE LOS TRES DÁLMATAS DEL INFIERNO LA DESPEÑARON POR EL ACANTILADO. Y ESTO SE LO CUENTA CON DESPRECIO Y CHULERIA A ESTELLA, IGNORANDO QUE ELLA ES LA HIJA DE AQUELLA EMPLEADA, Y LO QUE ESTÁ A PUNTO DE PROVOCAR…

Pero ¡NO! antes de que suba de nivel y el pelo le cambie de color, viene lo que se conoce técnicamente como el TRAMO CENTRAL DE LA PELÍCULA, QUE TE ROMPE LOS HUEVOS DE ABURRIMIENTO. Llega la secuencia de “vamos a robar el colgante y te explico todo el plan con música rockerzzzzzzZZZZZZZZzzzzzZZZ”.

Es ver esto y entrarme el sueño. Yo creo que es como las escenas de animales de las pelis de la selva de los años 30, debe haber un becario en Hollywood que se dedica a pegar papelotes en tableros para que metan el inserto cada vez que hay una secuencia ”masterplan” de mierda de estas…

La cerda (a partir de ahora la llamo así) va a dar una fiesta para regocijo de su coño, y el plan es que los dos esbirros se cuelan disfrazados de currantes y el perro de mofeta, y Estella monta un show pegándose fuego al vestido en plan Catniss para acaparar la atención y que la detengan que es una mentirosa, malvada y peligrosa, y luego la muy esperpenta de 40 kilos va y noquea a dos seguratas de un golpe de bastón cada uno, y mientras el gordo abre la caja fuerte y… FAIL:

Aquí las tetas de una GILF, y entre ellas EL COLGANTE QUE NO PUEDEN ROBAR DE LA CAJA FUERTE PORQUE LO LLEVA PUESTO, GILIPOOOOOOOOOOOOOOOOOOOLLAAAAAAAAAS.

Entonces el trio fantástico urde un plan B que consiste en decir gilipolleces todo el rato y poner ratas gordas como conejos en la comida para horripilar a la peña, y Estella (“disfrazada” de Cruella) ataviada con un antifaz le da palique a la jefa hasta que en el momento propicio y con un movimiento ninja le roba el colgante, todo ello mientras suena la canción de los créditos finales de ‘Boogie Nights’ (justo después de que Mark Wahlberg se guarde la polla) y la cerda usa su silbato para llamar a los dálmatas asesinos, y hay un flashback en cámarack snydlenta de cuando murió la madre de Estella, y uno de los dálmatas asesinos se traga el colgante, y Estella, que ahora ya es Cruella, le hace un puente a un coche y los tres se montan y Cruella conduce chocándose con todo fast&furious y cargándose una cabina de teléfono y LA BARONESA MATÓ A MI MADRE ELLA TOCÓ EL SILBATO PARA QUE LOS PERROS ATACARAN GÉNESIS TRANSFORMACIÓN SON GOHAN SAL DE AQUÍ DE PRISA Y LLÉVATE A PICCOLO Y VIVA LA COCAÍNA JODER.

“¡VIVA!”

Llegados a este punto y más perdidos que una mierda en la luna, y a menos que la espantosa banda sonora te haya lobotomizado por completo, lo único que haces es preguntarte “¿QUÉ COJONES ESTOY VIENDO?”. Tres gilipollas montándosela a lo ‘Mission: Impossible’ para robarle un collar a una vieja, y un suma y sigue de imbecilidades, para poder llenar minutos en una historia que no tiene un carajo que ver con el personaje original, y cuando, por fin, deciden darle de mala gana una patada a este cadáver para ruede por el terraplén ¿La patada consiste en que “Cruella” ES UN COSPLAY QUE HACE ESTELLA PARA QUE SU JEFA NO LA PILLE INTENTANDO ROBARLE?

Pues ¡¡¡NO!!! Resulta que sí, le cambió el pelo de color, y de pronto la mamarracha ya va vestida de vinilo negro, y habla a Horacio y a Gaspar como los esbirros de mierda que son a partir de ese momento, DÁNDOLES ÓRDENES Y AVASALLÁNDOLOS con su bastón y tirándoles la comida al suelo cuando están comiendo (relationship -10 submission +5). AHÍ CON UN PAR. Ahora sí que sí, ahora vamos a ver a Cruella bien encabronada y haciendo maldades ¿verdad? RESPIRAD HONDO.

¿Lo oléis? Me acabo de tirar un cuesco jijiji qué mala soy…”

SOY MALA, PERO NO, PERO SÍ, PERO NO, PERO SÍ, PERO ES BROMA.

Tenemos más o menos claro que Cruella tiene enfilada a la cerda y la va a joder viva, a ella y a sus putos y repugnantes perros, y está mu loca y tal, como demuestra el festival de muecas y carcajadas estúpidas. ¿Sí? ¿Seguro? Ok. Cruella va a las oficinas de un periódico donde trabaja su amiga negra del colegio, a la que vimos brevemente humillada en la fiesta de la cerda porque, whoa todo encaja y LONDRES es un pañuelo con CUATRO PERSONAJES. Sus esbirros mientras tanto localizan a los tres dálmatas asesinos en una peluquería canina regentada POR SUPUESTO por otro gay-parodia (como el Ziggy Stardust de la tienda de ropa), que esta vez parece indio o pakistaní.

En serio, me mata de risa la nueva técnica Kaito del machismo esta, coger personajes otrora destinados a mujeres “feas” (de más de 40 kilos y más viejas de 22 años) y sustituirlos por estereotipos vergonzantes de gays. Echamos a patadas a unas y nos mofamos a gusto de los otros, dos pájaros de un tiro. En fin, los esbirros secuestran a los perros del demonio y se los llevan en su fragoneta.

#NOTALLDOGS

Cruella recluta al gay Stardust y empiezan a maquinar un plan maquiavélico. Cruella se disfraza de Estella otra vez, poniéndose una peluca y sigue trabajando para la cerda, mientras sus secuaces alimentan a los dálmatas a fin de hacerles cagar el colgante. ¿Cómo? No, este no es el plan maquiavélico. El plan maquiavélico es realizar actos de vandalismo con pintadas fluorescentes y performances con desperdicios a lo ARCO Madrid, todo aderezado con música de Blondie y de 40 artistas geriátricos más, en todas las galas y eventos de la cerda, mientras la amiga del periódico escribe los titulares, dándole publicidad a Cruella en la prensa. ¿Perdón? ¿PERO NO TE HABÍAS VUELTO MALA YA, JODER? ¿No querías destripar a la cerda por cargarse a tu madre (Y A LOS PERROS PARA SACARLES EL COLGANTE)? Sí, bueno, la venganza en plato frio que decían los Klingons y tal, y que solo llevamos UNA HORA Y DIEZ.

La Klingon

Los actos terroristas de chichinabo se suceden y poco a poco Cruella se convierte en la noticia en boca de todos, TODOS LA ADORAN Y LA TIENEN COMO LA NUEVA DIVA DE LA MODA (¿?) y, a todo esto, los dálmatas calculo que llevan como dos semanas sin cagar, porque el colgante no aparece (¿os imagináis qué fantasía? perros que no cagan, se venderían como churros en navidad). Mientras tanto, sigue trabajando (como Estella) para la cerda y diseña un vestido de puta madre y la cerda se vanagloria de que “lo ha vuelto a conseguir” (EN SERIO, ¿POR QUÉ NO LA LINCHAN?). Pero muahahahaha ¡sabotaje! el vestido está hecho con CRISÁLIDAS DE POLILLA (inserte aquí el meme de Jackie Chan) y llegado el momento, todo el ropero de la cerda se deshace en su puta cara, mientras en la puerta de su taller Cruella se monta un concierto rockero que te cagas con escenario, modelos desfilando y subwoofer sound y 20.000 vatios de potencia javi metal (que por lo menos ha necesitado de tres camiones, unos 20 operarios y medio día de montaje pero, anyway) y sale cantando la versión original de ‘Me gusta ser una zorra’ (bueno, no, en realidad canta su amigo gay-stardust), ataviada con un abrigo que según comenta el populacho y los paparazzi “PARECE HECHO CON AUTÉNTICA PIEL DE DÁLMATA” (SPOILER: AL FINAL DE LA CRÍTICA OS VAIS A CAGAR).

Al final la cerda OH, INCREÍBLE, ADIVINA QUE CRUELLA ES ESTELLA y entonces se le hincha el coño y decide ir a casa de los tres amigos con sus sicarios a darles una hostia. O mejor dicho, a quemarles la casa con Cruella/Estella dentro. Pero el secretario calvo y triste de la cerda (Mark Strong), la rescata de las llamas y la lleva a su casa. Y le cuenta una historia…. ¡¡¡CHAN CHAAAAAAAAAN!!! (agarraos que vienen curvas)

“Soy una mujer polaca, con el coño detrás como las vacas.”

(pongo esta foto aquí para darle suspense al relato, y porque una foto de Mark Strong es lo más aburrido que existe en todo el universo).

El colgante, recuperado de entre las heces de los perros por fin (no se ha visto ni nada, pero de pronto ahí está y el maromo dice que “lo ha limpiado MUY BIEN”, me imagino que tras tener a los animales sin cagar tal burrada de tiempo, el pobre calvo ha tenido literalmente que bucear en mierda para recuperarlo), es una llave que abre un cofre de esos pequeñitos de Pin y Pon, que si pierdes la llave lo puedes abrir haciendo palanca con un destornillador perfectamente (nos toman por gilipollas otra vez) donde hay documentos top secret QUE DEMUESTRAN QUE CRUELLA ES HIJA DE LA CERDA. Flashback: la cerda no quería una hija, y le ordenó a su criado que se deshiciera de ella, pero él, que no es un cerdo porque #notallmen, decidió dársela a una criada, que se convirtió en la madre de Estella. Pero en realidad ella es la heredera legítima de la cerda y de todo su dinero y su casoplón. Cruella no quiere aceptar esta terrible revelación, así que le roba la moto a un cartero y se va a un parque a hacer un monólogo ella sola para llenar minutos, hablando con su madre muerta, y le dice que, por mucho que lo intente, no puede ser la dulce Estella, ella es Cruella, y es brillante malvada y loca, y tal y JOKER. ¿EING?

A continuación roba un camión de basura y por el método del alunizaje se carga en plan Terminator (sin matar a nadie) la entrada de la comisaría donde tienen detenidos a los dos esbirros, acusados de asesinato (¿?) y luego se va a liarla por los callejones para que la policía la persiga y que ellos se escapen mientras tanto. ¿Que si la entrullan? Nah, los despista fácil haciendo que se choquen los coches patrulla entre sí, en plan Batman de Mongolan.

Sin contar con sus acojonantes dotes camaleónicas. Aquí, por ejemplo, Cruella va disfrazada de Cruella con bigote.

Como es una maestra del disfraz, Estella consigue que a Cruella la den por muerta, y el mundo de la moda llora su muerte porque LES SALE DE LOS COJONES A LOS GUIONISTAS, las ventas de la baronesa bajan en picado por la misma razón, pero la venganza de Cruella aún está por llegar. Se acerca el gran final… Pero antes una escena DE MIERDA DE CRUELLA Y GASPAR HABLANDO MELANCÓLICA Y FRIENDZONEMENTE EN UNA TERRAZA MUGRIENTA.

Blablablá blablá blá

En serio, si no van a follar ¿para qué meten estas mugres? Como tres minutos se tiran diciendo… ¿nada? No sé, ni me acuerdo, y eso que hace tres minutos he vuelto a ver la escena para hacer la captura. Bueno, sigo.

La cerda hace OTRA FIESTA y todos los sicarios están listos para detener a Cruella cuando se presente, porque saben que lo hará. En cuanto ven a una tipa con el pelo blanco y negro le hacen un placaje… Pero al darle la vuelta, es una tipa random. TODAS las mujeres asistentes a la fiesta llevan pelucas blancas y negras que Cruella y sus esbirros han distribuido por correo entre la high society previamente. Perdón, PreViamente. Con V. V DE VENDETTA.

Recuerda, recuerda el 5 de Noviembre, FOTOCOPIÓN, PLAGIO Y TRAICIÓN.

Además, resulta que mucho casoplón y mucho lujo, pero los guardias son cuatro mataos y entre el Ziggay Stardust y el gordo se los pulen sin despeinarse con golpes de kung-fu.

Entonces Cruella, entre la confusión hace un ninja scroll, se acerca a la cerda por detrás y le arrebata el silbato de la muerte. Va hasta el jardín, disfrazada de Estella, deja que la otra la vea, y se baten en duelo como solo dos titanas como ellas pueden hacerlo, ABURRIÉNDONOS CON UNA CONVERSACIÓN DE MIERDA. La cerda se acerca para abrazar a su verdadera hija y la empuja por el acantilado mientras todos los invitados y la policía que acaba de llegar lo ven. La cerda es encarcelada por asesinato, y se descubre todo el percal. Estella había dejado un testamento en que legaba todo lo que tenía a Cruella. Y al final Cruella reaparece y se convierte en la reina del mambo. ¿Que cómo se salva Estella/Cruella de la caída por el acantilado?

Porque lleva un puto paracaídas en la falda, TEXTUAL.

Y después de esta patada en los cojones a la decencia, ¿qué queda? Pues un final a la altura de todo lo visto. La película acaba con SIMPATHY FOR THE DEVIL ME CAGO EN DIOS mientras Cruella en modo Eva Green wannabe, entra en su mansión con sus esbirros (ahora tres, contando al calvo), los dos perros patada y los tres dálmatas porque ATENCIÓN, AGARRAOS A LA SILLA QUE AQUÍ VIENE (en realidad no es aquí, lo dicen un rato antes, pero me lo he reservado para el final):

No, no me hice un abrigo con su piel… pero la gente necesita un villano y no me importa ser yo”. MIRA COMO ME MEO EN LA CARA DE LA GENTE.

Pero aún no acaba. Gaspar pregunta “¿Y ahora qué?”. Y el director desatado hace zoom a la cara de Cruella y ella dice con voz de chunga Palpatine: “tengo unas cuantas ideas”.

Empiezan los créditos y SEGUID AGARRADOS:

Uno de los dálmatas está gordo porque es hembra y de ahí salen Pongo y Perdita (los dos dálmatas adultos originales de la peli de dibujos) y en la escena post créditos se los regala por correo uno al abogado despedido de la cerda y otro a la negra que, no lo he dicho antes porque soy así de cabrón, son Roger y Anita JordanPeeleados como está mandado. ¿CÓMOOO? O sea, que al final no sólo no es mala, sino que es la empresaria del amor QUE ENVÍA A LOS PERRITOS A UN HOGAR DONDE SERÁN AMADOS, y de paso que surja el romance interracial. MIRA COMO ME MEO EN LA CARA DE LA GENTE 2.

“Nhehehehehehehheh

¿QUERÉIS OTRO CHORRO MAMONES?”

Y para rematar el ñordo, pues un cover apestosísimo con voz porno de la canción original de Cruella de Vil, de la cual os recuerdo los lyrics, para que os suba bien por las orejas el sentimiento de estafa:

Cruella de Vil, Cruella de Vil

Es todo un espanto Cruella de Vil

Cruella, Cruella

La dama araña bien podría ser

De un circo o de un vodevil

La ves venir y crees que es el diablo

Pero al llegar tendrás que admitir

Que en gran error estás

Pues ya de cerca ves

Que Cruella es mucho peor que Satanás

Humana no es, no sé qué será

Y cual feroz bestia se le debe enjaular

El mundo fuera mucho más feliz

Sin esa Cruella de Vil

Vamos, justo lo que hemos visto en esta bazofia, lo puto mismo, clavadito.

Resumiendo: Cruella de Vil, (MUCHO PEOR QUE SANTANÁS) es una chica pobre y huérfana que sólo quiere vengar la muerte de su madre, y de matar perros ni hablamos. AL FINAL NI VILLANA NI MIERDAS, HAN CONVERTIDO A UNA DE LAS ANTAGONISTAS MAS SÁDICAS Y AMORALES DEL CINE INFANTIL EN UNA PUNKITA MAMARRACHA Y CAPULLA QUE AMA LOS ANIMALES Y QUE TODO LO QUE HACE SON PERFORMANCES DE LADY GAGA PARA CHAFARLE LA POPULARIDAD A SU ADVERSARIA QUE ES LA AUTÉNTICA MALA; Y AL FINAL NI SIQUIERA SE CARGA A LA ASESINA DE SU MADRE, LO MÁXIMO QUE HACE ES INGENIÁRSELAS PARA QUE LA METAN EN LA CÁRCEL.

Pero lo peor no es eso. Lo peor es la ridícula cantidad de bandazos que da el guion, no sabiendo qué cojones hacer con el personaje, y dándole una “evolución” que no es más que un PUTO COSPLAY y un cambio de nombre cual influencer de instagram cualquiera que se llamase “Laura Pérez” y se lo cambiase por “LaauPerr101.

Y todo esto es así porque no se puede tener de protagonista a un ser despreciable, porque no funciona una película si odias a su protagonista. Y eso yo ya lo tenía asumido desde el principio, por eso no puedo decir que esté indignado o decepcionado (también hay que ser subnormal perdido para no verle el plumero a este mojón a kilómetros), pero lo que sí me toca las narices es que ese breve amago de cabronez gilipollesca que tienen cuando te sacan los tres dálmatas como tres demonios empastillados, se queda en un triste pedo, y que al final los guionistas, esos cinco fracasados, no son más que unos asalariados contratados para alimentar la lacra revisionista-buenista y sin puta gracia de los tiempos que corren.

Tenían más que nunca la posibilidad, aunque fuera de carambola, de hacer algo realmente “punk” y “gamberro” y todas esas idioteces que dice la gente y no son verdad ni por asomo, y seguramente yo hasta hubiera disfrutado viendo una película en plan cafre con los perros siendo los malos y con las asociaciones animalistas cagándose en dios. Pero han hecho la bazofia de siempre CON LA PUTA MÚSICA DE SIEMPRE. Porque es Disney, y Disney manda y paga bien y factura mejor. Si quieres hacer el cafre te lo pagas tú y estrenas en el cine de tu pueblo y facturas una mierda. Y acabas como acabará la pedorra esta:

“DIEZ AÑOS DESPUÉS…”

Comentarios

¿Te gustó? ¡Puedes apoyar a CINECUTRE con Patreon!

Comparte esto:
Nota del Crítico
Crítica


¡Sé el primero en comentar!
 
Deje una respuesta »

 

Dejar una respuesta 

Please type the characters of this captcha image in the input box

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada