CRITICAS
404 visionados 0 comentarios

El Incidente (2008)

por en 8 julio 2020
FICHA TÉCNICA
 
TÍTULO ORIGINAL:

The Happening

PAÍS:

Estados Unidos

DURACIÓN:

91 minutos

 

La peor película del año. Sin duda.

Nota: Spoilers de los gordos en prácticamente toda la crítica. Avisados.

Me encanta el amigo Shyamalan, aunque no sepa qué significa la M de su nombre. Es un director polémico, sus películas no gustan a todo el mundo y la promoción de éstas suele ser bastante chusca (invariablemente de la temática de la película, SUPERHÉROES.)

Shyamalan antes de conocer a Mark Wahlberg

Si bien El Bosque me pareció una tomadura de pelo (el giro final me chocó demasiado, simplemente no me gustó, no hay que darle más vueltas), el resto de sus películas me resultan geniales y sorprendentes. Incluso La Joven del Agua, que fue machacada INJUSTAMENTE por la crítica de prácticamente todo el planeta, me encantó.

Si hay algo que no se le puede negar a este director, es que es de los pocos que hacen películas originales. Pero, queridos amigos:

LA HA CAGADO.

Si sales en South Park, significa que la has cagado del todo. Excepto si eres Robert Smith. Rooooobeeeeert Smiiiiiiith Roooooobert Smiiiiiiith, sugoy kuroi da neeeeeeee…

Cuando el año pasado se supo que iba a hacer una película sobre un virus que altera el comportamiento de la gente y les provoca el impulso de suicidarse, empecé a relamerme de gusto, iba a ser una gran película.

Qué equivocado estaba…

Hace pocas semanas se filtró una primera crítica, poniendo a parir El Incidente. “Ya están con sus prejuicios de mierda soltando falsas pestes, como siempre. Seguro que la película es LA POLLA”, pensaba autoconvenciéndome.

Una polla pa`mi.

El Incidente es la mayor puta mierda que se ha estrenado este año. Que puta gilipollez Dios mío. Da igual que Uwe Boll estrene este año las 17 películas pendientes de estreno que tiene, El Incidente será cincuenta mil millones de veces peor que toda la basura que haga nuestro querido director/boxeador. Que guion de mierda, que conversaciones más…más…SUBNORMALES.

Mala idea número 510: Construir un parking junto a un poblado chabolista.

No hay adjetivo más correcto que SUBNORMAL para definir los diálogos de El Incidente. Shyamalan tenía una idea cojonuda, un talento inmenso y medios necesarios para hacer una película genial. Pero quería innovar, así que pensó: “Bah, haré que el guion lo escriba un MONO.”

Invirtió todos sus ahorros y el 80% del presupuesto de El Incidente en un experimento para enseñar a escribir guiones de cine a un mono. El proyecto fue un éxito relativo, el mono (un orangután) escribió el guion de una película donde los árboles se enfadan y lanzan esporas o toxinas que provocan el auto-suicidio de los seres humanos. El problema fue que el guion era una puta basura, pero ya no había marcha atrás. Gastaron mucho dinero en este proyecto así que Shyamalan se tuvo que comer el guion del estúpido mono con patatas. Y así nació El Incidente.

Es la única posibilidad que se me ocurre, lo único capaz de dar sentido a semejante ABORTO cinematográfico. La dirección es denunciable, el guion más gilipollas que el de Transformers, los actores están todos de cárcel… ¿Se salva algo? Si, la banda sonora, es lo único realmente trabajado en esta película. El compositor hace esfuerzos titánicos, tratando de salvar lo que sale en pantalla. Pero es imposible, falla porque es total y completamente imposible salvar esta mierda ciclada con venas.

“Ding, dong, diiiiiing… Próxima estación: Fracaso artístico.”

En fin, como siempre, os destripo media película. No lo hago por joder a los que no la hayáis visto, sino para salvar vuestras inocentes almas incorruptas:

 

El comienzo del gilipollismo.

-Tras unas primeras escenas geniales, donde la sociedad empieza a encontrar divertido tirarse desde sitios altos, pegarse tiros o clavarse cosas que pinchan en puntos vitales, los protagonistas emprenden un viaje en tren para huir de Nueva York, que por lo visto está siendo atacada por un agente químico desconocido. Los nombres de los protagonistas son: Elliot (Mark “Frunzo el Ceño” Wahlberg), Alma (Zooey Deschanel), Julian (John Leguizamo, me encanta el apellido de este tipo, si algún día me caso será con una chica que se apellide así, para que mis hijos se apelliden así) y la pequeña Jess (una tal Ashlyn Sanchez, cuya ficha de IMDB denota un grave encasillamiento en papeles de niña sudamericana), pero me da igual cómo se llamen sus estúpidos personajes, yo voy a llamarles por su nombre de verdad, os guste o no. Si no os gusta me dejáis un post en el foro llamándome “Gordo Infausto”.

No voy a hacer un chiste sobre esa famosa canción que habla sobre lluvia de hombres. Bah, ¡que coño! IT,S RAAAAAAAAINING MEEEEEN ALELUUUUYAAAA!!!!!

En mitad del recorrido, el tren para en un pueblo llamado Filbert. Mark Wahlberg y compañía se refugian en una cafetería atestada de gente asustada. Sin ningún motivo concreto, una mujer que debe de aburrirse muestra a Mark “Frunce Ceños” un vídeo en su teléfono móvil. En el vídeo vemos a un cuidador del zoo dejándose devorar por unas leonas. Las escena consigue estremecer, pero cuando termina el vídeo del iPhone de la señora, vemos cómo el amigo John “Luigi Mario” Leguizamo está viendo ESE MISMO VÍDEO EN EL MÓVIL DE OTRA PERSONA. ?¿!?¿??¿!?¿?¿!?¿! ¿Qué coño pasa? ¿La vieja es una morbosa de mierda y tiene el Bluetooth del móvil abierto y se lo está pasando a todo quisqui? ¿O es que Leguizamo lo está viendo en el mismo móvil donde lo está viendo Mark Wahlberg? La escena está mal rodada o la vieja es una morbosa de mierda. En cualquiera de los dos casos, te empiezas a hacer esas preguntas y te olvidas de la escena de los leones.

Los tres síntomas

-Uno de los fallos de la película es que, prácticamente desde los primeros 15 minutos ya sabes qué es lo que ocasiona los suicidios: Unas toxinas que segregan los árboles. Cuando una persona se ve afectada por estas toxinas pasa por tres estados distintos:

1º- Desorientación.

2º- Habla incoherente.

3º- Suicidio.

El cuarto síntoma debería ser “Fruncir el ceño compulsivamente”. Porque el amigo Mark Wahlberg se pasa toda la puta película con el entrecejo arrugado.

Tras la conversación que voy a transcribir ahora, te da la sensación de que todos los protagonistas están afectados por la toxina y les es imposible salir de la fase 2.

Frunce Ceños y su novia buscan un coche que les lleve lejos de la cafetería, pues por la tele han dicho que los casos de personas afectadas se están acercando peligrosamente a donde ellos se encuentran. La gente huye despavorida en sus vehículos, pero Leguizamo consigue hacer parar a un coche. El problema es que Leguizamo tiene un plan distinto para Frunce Ceños:

Leguizamo: “No consigo contactar con Yvette..” (Su esposa)

Mark: “¿Desde hace cuánto?”

L: “Ese coche de allí va a Princeton a recoger a familia y amigos, dicen que cabe uno más…”

M: “Piénsalo detenidamente…”

L: “Salió a comprar una casita de muñecas para Jess, por eso se quedó allí… Iré a buscarla y la traeré de vuelta, sólo tenéis que cuidar de Jess”. Sí anda, dilo delante de la niña, jódele la sorpresa en medio del puto fin del mundo. Vaya padre de mierda.

El Frunce Ceños Wahlberg parece no querer aceptar la precipitada petición de Luigi Mario, así que este solloza:

L: “No me hagas esto… Hago lo que puedo para no hundirme”

Wahlberg también empieza a sollozar;

M: “Seguramente… Princeton aún no esté afectada…”

L: “¿Quieres que te diga cifras y porcentajes para hacerte sentir mejor?”

M: “Sí, ¡por favor!”

L: “Vale… El 72%… Esas son las posibilidades de que Ivette no esté afectada…” ¿?!?¿!?¿!¿?!?!¿??!¿?! ¿CÓMO COÑO PUEDES SABER UN PORCENTAJE EXACTO? ¿TE ENSEÑAN EN LA UNIVERSIDAD UNA FÓRMULA MATEMÁTICA PARA SABER SI TU ESPOSA SE HA SUICIDADO POR CULPA DE UNA TOXINA DE ORIGEN ARBÓREO?

M: “Entonces… ¡Ve a buscarla!”

L: “No hay de qué preocuparse, sólo es un fenómeno extraño, todos estaremos bien…” sentencia Luigi Leguizamo. Oh no, claro, no hay de qué preocuparse, sólo están muriendo millones de personas por culpa de algo que no podéis ver…

Menuda conversación más gilipollas y desestructurada. No sé en qué coño pensaba Shyamalan mientras escri… Ah no, perdón, que el guion lo escribió un ORANGUTÁN.

Después de esta charla estúpida, que no es de película porno porque tiene demasiadas letras, sucede lo siguiente:

¡¡¡¡BAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA, QUÉ MANERA DE CARGARSE UNA PUTA ESCENA JOAJOAJOAOJAOJAJOA!!!!!. Era una escena DE LA HOSTIA, sin duda de lo poco destacable que hay en esta basura. Pensaba mientras veía las cortadoras de césped y las escaleras “joder, por fin empieza a remontar la película…” pero entonces, la maldita gorda infecta empieza a chillar, y el puto Leguizamo se lía a soltar gilipolleces sobre matemáticas para tranquilizarla. Esto podría ser una escena de la hostia si mientras tanto a través de las ventanillas se viera a gente muerta, o en proceso de estarlo. Habría sido algo muy tenso y genial, pero se convierte en una escena con una situación ridícula, que se podría haber arreglado abrazando a la chica y tapándole los ojos…

Hola chicos, hoy os voy a enseñar a fruncir el ceño. Es un fácil recurso de interpretación que yo uso constantemente en mi última película. Fruncir el ceño sirve para mostrar sentimientos tales como: Frustración, abatimiento, alegría, miedo, tranquilidad, etc…

Las armas son malas. Ya lo sabemos, pero se empeñan en hacérnoslo recordar…

Frunce Ceños, Zooey Deschanel, la hija de Luigi y un par de adolescentes gordos que les acompañan (uno de ellos es el repelente crío que salía en aquella película de Bruce Willis llamada The Kid, ahora crecido y casi tan gordo como yo) buscan refugio en una casa tapiada.

Mientras Mark y los dos chicos llaman a la casa, Zooey Deschanel sube a la cría a un columpio que hay colgado de un árbol. Mark mira con desconfianza al árbol y dice:

Mark: “Creo que no es una buena idea…”– Refiriéndose a lo de columpiarse.

Zooey: “Le he dicho que sólo será un momento…”. ?¿¿?¿?!¿??¿!¿?!?¿!?¿!?! ¿QUÉ? ¿A QUIÉN SE LO HAS DICHO? ¿A LA NIÑA? ¿AL ÁRBOL? ¡PERO QUÉ PELÍCULA MAS MONGÓLICA POR DIOS!

En fin, volvamos a la escena.

Uno de los chicos ve a través de una de las ventanas tapiadas a una persona caminando por dentro de la casa. Ahora que saben que hay gente dentro, dejan de intentar acceder por la fuerza y empiezan a pedir ayuda:

Mark: “¿Podrían darnos algo de comida? Tenemos aquí a una niña…”

Entonces la persona que hay dentro les responde:

Voz: “Márchense, no dejaré que entre el gas venenoso en mi casa”

M: “No es gas venenoso. ¡Aquí fuera no hay nada!”

V: “Ah, ¿sí? Pues la radio ha dicho que no salgamos de casa…”

M: “Pero mire, nosotros estamos sanos. Esta zona aún no se ha visto afectada. Puede verlo usted mismo, escúchenos…”

Tras un pequeño silencio por ambas partes, Mark Wahlberg SE PONE A CANTAR y desencadena de nuevo la subnormalidad:

M: “Old Black Water keep on runnin, Mississipi Moon won.t you keep shining on me?… ¿Lo vé? ¡Estamos sanos!”

¡¡¡¡¡GOAJIOJAIOAJAIOIOJAJOAI NO MIENTAS CABRÓN!!!!! ¡A TI TE AFECTÓ LA PUTA TOXINA NADA MÁS EMPEZAR LA PELÍCULA! ¡SUICÍDATE YA BAJOAJOAJOAJOA!

Después de esta ración gratuita de Blargaldarg, se produce otra patética escena con menos tensión dramática que un capítulo de Pacific Blue. Al no recibir más que negativas por parte del tipo que vive en la casa, los dos adolescentes obesos se encabronan e increpan al desconocido. Al final el propietario abre la puerta, saca una escopeta y mata a los dos chavales. Mark se lanza hacía uno de ellos y lloriquea diciendo :

“Uuhuhu que termine ya esta pesadilla huhuhu”.

Esta escena nos viene a recordar que la Guerra Fría es mala y las pistolas también, bla, bla, bla…

¿Ves, Wahlberg? Se puede poner cara de preocupación sin tener que fruncir el ceño…

La Vieja Technotrance Defiance

Ay Dios, el peor personaje de la historia. Lo digo en serio. Histrionidad y patetismo se dan cita en el personaje que interpreta Betty Buckley, una tipa escapada de TV Movies y series como Con Ocho Basta.

Podría pasar horas hablando de este… Ser, pero la vieja señora Jones se merece un vídeo recopilatorio.


BAJOAJOAJOAJOAOJAJAJOAJA vale, la parte final la he retocado un poco porque me aburría.

Sobran los comentarios sobre este personaje: Un Razzie para Betty Buckley.

“Oh no, las toxinas afectan incluso a los aparatos electrónicos. Mirad a esta radio… ¡Se ha ahorcado!” Mark Wahlberg, en otra de sus locas teorías.

 

Clímax Anti-Climático

Llega el final. O eso deduzco, ya que poco después de esta escena la película termina. Porque la madre que me parió, vaya mierda de clímax…

Tras la divertida muerte de la Sra. Jones (creo que es divertida porque a mí me hizo gracia), las teorías de Mark Wahlberg se van confirmando: El fenómeno cada vez “ataca” a grupos más reducidos de gente, llegando a afectar incluso a la vieja oligofrénica que estaba sola en el jardín. El Ceño Fruncido, tras ver cómo la anciana remodelaba su casa a cabezazos, busca a su mujer y a su nueva hija-pegote desesperadamente.

Pronto descubre que están fuera de la casa. Concretamente en una cabaña que hay en el jardín, que se comunica con la casa principal a través de un tubo subterráneo por el que se puede hablar y oír conversaciones. Mark avisa a las dos pedorras de que cierren la puerta, pues ahora las toxinas son mas puñeteras y afectan a todo aquel que pillen, da igual el número de personas que haya.

Es que sois mongos todos: Sabéis desde el puto principio de la película que los suicidios lo producen las plantas y no se os ocurre otra cosa que ir al campo. Quedaos en vuestra puta casa y cerrad las ventanas, joder.

Separados por varios y peligrosos metros de hierba, empiezan a hablar de chorradas de cuando eran novios, que si ella era tímida y le costaba mostrar sus sentimientos, que si se compraron un anillo de plástico, bla, bla, bla. Al final el Ceñoso Fruncidoso se desespera y decide SALIR FUERA A BUSCAR A SU MUJER… Perooooo imbécil, espera un rescate o algo joder. O al menos sal cubriéndote las fosas nasales o la cara y evita que te afecten las toxinas. Vale que no sabéis cómo se introducen en el organismo, pero joder, haz algo por intentar sobrevivir.

En fin… Sale el pedorro al exterior, previo fruncimiento ceñil, caminando con determinación hacia la cabaña donde están las dos pedorronas refugiadas. Pero aquí no termina el delirio mongoloide, pues Zooey Deschannel también sale al exterior y acompañada de la niña… ¡Deja a la puta cría en la cabaña joder! ¡Aunque también quiera suicidarse, déjala encerrada! ¡Irresponsable de mierda! Se abrazan y todos se vuelven a meter en la casa de la vieja…

No sucede nada, siguen siendo subnormales pero no intentan suicidarse. Caminan por la casa, sorprendidos y llegan hasta la habitación donde Mark Wahlberg habló a través del tubo. Se sientan… La cámara se aleja de la casa y oimos decir a Mark lo siguiente:

“Ha debido de cesar… Antes de que saliéramos…”

?¿!?¿!?¿!¿?¿!?¿?!¿?!¿!?¿¿?!?¿!¿?!?¿!

¿¿¿¡¡¡¡¿!¿¡¿¡¿¡¿¡¿¡QUEEEEEEEEÉ??!?!?!?! ¡PERO QUÉ MORRO! JOAOJAJOAJOAJOAOJA ¿QUÉ MORRO ES ESTE? ¡DIOS SANTO ES EL PUTO PEOR FINAL QUE HE VISTO JAMÁS! ¡BAJAJAOAJOAOJAJOOJAA! QUÉ MIERDA DE GIRO FINAL JOAJAJOAJOA.

Esto no se puede hacer, joder. En NINGUNA película. Los finales abruptos de las películas de ninjas de Richard Harrison son mucho más coherentes que esta puta basura de final. Es como si a John McClane le metieran un tiro en la cabeza en una hipotética Jungla de Cristal 5, pero a los dos minutos se levantara y siguiera pegando tiros. Y que cuando sus compañeros policías le dijeran “¿pero tú no habías muerto?” y el amigo John respondiera “jejeje, no”.

Después aparece el cartelito de 3 meses después y vemos cómo la familia Frunce Ceños y su nueva hija adoptiva tienen una vida normal, con el recuerdo nefasto de lo que han vivido. FIN.

Después cuando llegas a casa y meas, descubres que tu pis es rojo porque te han explotado los riñones de tanta gilipollez…

Ojalá del pitorro de la derecha surgiera un líquido súper corrosivo que los derritiera. O caca líquida, que da más asco.

Voy terminando que me quiero suicidar.

Puede gustar o puede no hacerlo, pero invariablemente, El Incidente es una mala película la mires por donde la mires. Nada es salvable (excepto la banda sonora, como ya dije antes). Pienso que la verdadera intención del director era la de provocar un suicidio masivo de espectadores. Esto lo han intentado muchos otros, como Michael Bay, Paul Anderson (El de Boogie Nights no, el de Resident Evil) o Roland Emmerich. Pero Shyamalan ha ido más lejos que ninguno de ellos. En lugar de encubrir su obra pro-suicidio con robots, aliens o trogloditas, directamente ha hecho una película donde se suicidan millones de personas. Olé tus gónadas.

¿Sabéis qué podría haber salvado la película? Un final absurdo. No absurdo como el final que ya tiene la película, sino un final ABSURDO. Que por ejemplo el ejército se dedicara a arrasar bosques, campos y parques, presentadores de noticias aconsejando a la población que destruyan todas sus plantas de interior, campañas anti-verde, detenciones de ecologistas, etc… Sería un final de mierda con un mensaje totalmente negativo, pero joder, me habría reído como un cabrón. Como si todo hubiera sido una gran broma.

También habría sido genial una escena donde uno de los protagonistas se viera afectado por las toxinas puñeteras, y sus compañeros le tuvieran que impedir que se hiciera daño constantemente.

“Ay Dios, mi ceño se ha quedado fruncido de tanto mirar por los prismáticos…”, “No mientas cariño, es que no tienes ni puta idea de actuar.”

No sé qué le ha podido suceder a un director que ha hecho cosas como El Protegido o Señales para que su última película sea tan nefasta. Se pueden hacer películas inferiores o humildes (Shyamalan siempre dijo que quería que El Incidente fuera una película pequeña), pero no se pueden hacer este tipo de mierdas. Las ridículas teorias que he expuesto más arriba (lo del mono guionista o lo de que están todos en la segunda fase del síndrome suicida) pueden ser el verdadero motivo por el cual El Incidente sea una mala película, quién sabe…

Ah, lo olvidaba. Como sabréis, Shyamalan hace un pequeño cameo en todas sus películas. Desde cositas sutiles como su reflejo en un cristal en El Bosque hasta papeles mucho más importantes como en La Joven del Agua, donde interpreta a un personaje que escribe un libro que en un futuro inspirará a líderes políticos. Si habéis visto El Incidente os extrañará no haberle visto el jeto. Tranquilos amigos, no habéis perdido facultades de reconocimiento facial, es que NO SALE en la película, pero sí interacciona con los actores. Durante la primera parte de la película, Zooey Deschanel recibe mensajes y llamadas al teléfono móvil de un tal Joey. Si os metéis en IMDB, en la ficha de El Incidente, pone que Shyamalan interpreta a un tal Joey… ¡¡¡¡JIAJAJOOJAOJAOJA!!!! ¿Qué es esto? ¿En lugar de salir en la película se lía a llamar al móvil de la actriz? Seguramente sabía que estaba haciendo una mierda de filme y no quería que le reconocieran por la calle. Tarde, ya sabemos cómo eres.

No os recomiendo El Incidente, parece una película de serie B pero sin el encanto de los monstruos de goma. Sólo quedan la dirección patética y las malas actuaciones. Comprad directamente en DVD El Protegido y disfrutad de una gran película.

Y recordad: Que un mono sepa escribir guiones de cine no significa que estos vayan a ser buenos.

¡Adie!

CacaMan&Bushwacker.

… y este es Shyamalan tras asistir a uno de los fabulosos cursos de interpretación de Mark Wahlberg.

¿Te gustó? ¡Puedes apoyar a CINECUTRE con Patreon!

Comparte esto:
Nota del Crítico
Crítica


¡Sé el primero en comentar!
 
Deje una respuesta »

 

Dejar una respuesta 

Please type the characters of this captcha image in the input box

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada