CRITICAS
182 visionados 0 comentarios

High School Musical 1-2-3 (2006)

por en 28 abril 2020
FICHA TÉCNICA
 
TÍTULO ORIGINAL:

High School Musical 1-2-3

PAÍS:

Estados Unidos

 

Hola chavales. Sé que les prometí un análisis dedicado únicamente a High School Musical 3, pero me pareció mejor idea desangrar la saga completa. Así se ponen en situación y además evidencian el cómo una película de por sí estúpida y aburrida desemboca en una lobotomizante trilogía.

Cabe destacar que jamás, ni en mi más tierna y adorable infancia, he sido seguidor de Disney (a excepción claro de las obras maestras que se curran los gloriosos señores de PIXAR). Siempre he pasado de esas películas como si de un culo se tratara; y a pesar de haber visto alguna que otra subnormalidad en los recientes años, jamás pensé que esta empresa sería capaz de algo tan denunciable como la saga High School Musical. Los mensajes subliminales y con doble sentido de sus más clásicas y famosas producciones no le llegan ni a los talones a estas 3 diarreicas deyecciones por el simple hecho de convertir a nuestros menores en autómatas consumistas, sin mencionar el hecho de que los responsables (los jefazos de la empresa y un tal Kenny Ortega que desde hoy se gana mi odio irracional) orinan alegremente en nuestros sentidos del oído y del ridículo con los bailecitos y canciones que justifican su inmerecido éxito, mientras se relamen de gusto por las millonarias ganancias y encienden sus habanos con billetes de 100$.

 

¿Son los niños idiotas?

Esa pregunta la responden los ejecutivos de esta corporación con un rotundo “sí”. Para esta gente los niños son como animales a los que hay que amaestrar con subproductos como este, para que luego le pidan a sus sufridos padres toda fruslería que tenga el logo de la película y les llenen lo bolsillos de dinero con el cual seguirán financiando secuelas y XPLOITATIONS descarados que nuevamente recaudaran un dineral, y continuará el círculo vicioso hasta que la gente termine hasta el sacrosanto culo y no pague un centavo más, momento en el cual habrá que renovar la fórmula del éxito con quien sabe qué resultados.

Comienzo la crítica presentando a los personajes a los que desearemos la más enferma e inhumana de las muertes.

Troy (Zac Efron)

 

Es que me ha dado comezón por aquí. Ji, ji, ji…

Este elemento vendría a ser el indiscutible protagonista de la historia y una de las causas del éxito de la saga ya que no pasan más de 5 minutos sin que el moñas éste salga todo sudado en camisa de tirantes para deleite del público infanto-femenino. Como actor tiene el carisma de una bolsa con caca y la expresividad de un bloque de concreto. Se supone que es la estrella del equipo de baloncesto pero tiene la insana afición de cantar babosadas cursis cuando está solo (cosa que en un principio le avergüenza). En algún lugar leí que lo quieren fichar para Piratas del Caribe 4 y la verdad, sería el colmo.

Gabriella (Vanessa Hudgens)

Estas son las únicas caras que es capaz de poner la jovencita. Aunque no lo parezca la primera es de tristeza y la segunda de felicidad.

 

La novia de rigor. Su presencia se puede resumir a mero atrezzo porque no destaca ni como cantante, ni como actriz. Si la metieron fue para darle sentido a los tópicos de la historia (el hecho de ser la empollona de la clase, peleas estúpidas con el Efron, etc), por lo demás prescindible.

Hairspray Sharpray (Ashley Tisdale)

¿Tengo qué decirles el estereotipo que interpreta esta golfa?

De ella sólo puedo decir que en la segunda película dan ganas de matarla. La sobreactuación de la que hace gala la tiparraca se basa en espeluznantes aspavientos, caretos, elevaciones de voz, gritos, convulsiones, lloriqueos y un largo etc. En la tercera logra controlarse un poco aunque lo compensa con sus números musicales (los más patéticos de la saga). Supuestamente quiere ser el centro de atención en todos los musicales aunque como es de esperar, el dúo protagonista le roba el escenario, provocando un estado de histeria en la rubia y una acojonante furia psicópata en el sufrido espectador. Supongo que estará enamorada del Efron por que siempre va tras él intentando que le acompañe en el musical de turno (aunque no lo parece), o tal vez sean únicamente ganas de joder, nunca lo sabremos.

 

El hermano de Sharpray (no recuerdo el nombre del actor)

Sin comentarios…

 

Chad (Corbin Bleu)

HOYGAN. Pero que’s lo que tu esta’ diciendo papa. Arranque pa’l carajo capuyos d cinecutre. Que viva er perreo capuyos.

El amigo del Efron, igual de prescindible que la noviecita, mera excusa para meter alguna secuencia de humor o pelea estúpida. Y sí, su expresión atontada es inmutable durante las 3 películas. ¿Por qué será que éste actorcillo se está encasillando en chorradas infantiles? Consultando su escasa filmografía pude ver que ha participado en unas tales Cath that Kid (¡niños robando un banco! y con Kristen Stewart de Crepúsculo!!!), Jump In (niños en competencia de saltar la cuerda) y Flight 29 Down, que según filmaffinity es “la versión juvenil de Perdidos” (JO-DER)

 

La novia de Chad (tampoco me acuerdo su nombre)

High School Musical nos enseña los valores de la pedofilia.

 

Resulta que esta señora es una adolescente más del instituto. Su presencia en el cartel y algunas secuencias clave son meramente anecdóticas porque casi ni sale y prácticamente no canta nada.

El resto de la gentuza que compone el elenco no pasan de ser meros extras que muy a ratos adquieren un poco de relevancia para luego ser desplazados al olvido.

-¿Qué coño están haciendo estos gilipollas?

 

Ahora voy a resumirles en unas pocas líneas la trilogía completa, no es que sea difícil porque sin los numeritos musicales y cogiendo sólo lo que es importante no se llenaría ni la mitad de una servilleta. Bueno… tampoco es que Disney Chanel contrate guionistas para sus películas (por lo menos no “GUIONISTAS” con ideas, talento y que pongan esmero en el trabajo).

La 1ª: Zac Efron conoce a Gabriella en una secuencia penosa que detallaré más adelante, y resulta que coinciden en la escuela. Ambos se apuntan al musical de Sharpray, y a ella le entran ganas de joder y hace lo que puede para que no participen fracasando como era de esperarse. Numerito musical en el gimnasio para cerrar la película y fin.

La 2ª: Ya son vacaciones de verano y los papitos ricos de Sharpray contratan a toda la pandilla de anormales para que le ayuden en su club privado de verano, y a partir de ahí lean la crítica de Camp Rock escrita por un servidor, POR QUÉ ES EXACTAMENTE LA MISMA HISTORIA. Sólo cambien a la protagonista de la blasfemia a la música por el Efron, al Jonas por Gabriella y a la rubia pedorra por su equivalente.

La 3ª: Los cabrones se van a graduar y por eso quieren hacer el musical del siglo en el teatro de su colegio (donde entran sin problemas avanzadísimas coreografías con un sin número de extras que salen de la nada, escenarios que se mueven dignos de Broadway, luces, efectos, etc.), y evidentemente lo logran. También plagian el final de Grease ahhh… y Zac Efron y Gabriella se pelean porque sus universidades quedan muy lejos y las mamadas cursis de costumbre, pero se reconcilian al final (COMO ERA LÓGICO QUE IBA A PASAR)

Listo, les ahorré el dolor de sufrir unas 4-5 horas de continuo horror infantiloide y superficial.

Ya no tengo nada más que decir de estas bazofias así que nos veremos en otra… ¿QUÉ?, ¿QUÈ LA CRÍTICA ES MUY CORTA? Joder… Está bien, les voy a contar algunas escenas aleatorias para que más o menos sientan la vergüenza ajena que yo sentí viéndolas. Lo siento por los que tienen hermanitos y ya las han sufrido una considerable cantidad de veces pero van a tener que dominar la náusea una vez más.

Troy y Gabriella se conocen

La secuencia que abre la saga; los padres de Zac Efron y Gabriella los dejan en una cutre-fiesta donde todos los jóvenes, sanos y abstemios, disfrutan cantando, jugando futbolín y bebiendo gaseosa a ritmo de música pop liviana (en la vida real estarían todos beodos arrastrándose por el piso y vomitándose unos a otros a causa del trago y los porros con el infaltable mierdetón a todo trapo de fondo). En tan ingenuo e inocente panorama Gabriella se retira a un lado a leer (!) y Zac Efron se pasea de un lado a otro cuando…

Juas… el primer “ohhh” del Efron me mata.

Lo que empezó con risas por lo ridículo que se ven los críos cantando “bien” de la nada, haciendo los respectivos coros y poniendo caras de vergüenza mientras todo el mundo pasa de ellos; rápidamente se transformó en un videoclip repelente, donde el Efron da los primeros signos de rockstar guaperas metrosexual al quitarse la chaqueta, a partir de ahí le baje el volumen porque no quería violar más neuronas de las necesarias.

Secuencia en la cafetería

 

Después de ver esto de seguro querrán empalar a más de un niñato/ejecutivo de Disney. Resulta que todo el mundo se entera que a Zac Efron le gusta cantar y bailar como locaza por lo que varios confiesan (sin venir a cuento) sus más profundos y vergonzosos secretos que son COCINAR, EL HIP-HOP y TOCAR EL VIOLONCHELO. Los pijos clasificados en tribus que habitan esa escuela no ven las revelaciones con buenos ojos y humillan con su canción a los pobres chavales. Yo pregunto: ¿qué tiene de malo que a un jugador de baloncesto le guste cocinar?, ¿y que a un individuo más corriente que un pedo le guste el tocar un instrumento? Veanlo a continuación:

¿¿¿¿¿¿¿¿A DÓNDE COJONES HAN IDO A PARAR LAS BANDEJAS CON COMIDA??????

 

Musical celebrando las vacaciones

De éste no lo pongo porque evidentemente son más coreografías estúpidas que suceden porque los chavales están muy felices de salir de vacaciones. ¿¿¿Pero alguien me puede decir por qué hay “fans” y “paparazzis” acosando a Sharpray y a su hermana???? Una cosa es ser “popular” (entre comillas, porque nadie le quiere al igual que a la rubia idiota de Camp Rock) ¿¿¿Se supone que la pija además es una celebridad??? ¿¿¿A qué puto estudiante de secundaria acosan en la propia escuela??? Esto ya empieza a heder.

¡¡¡CONTINÚA EL DOLOR!!!

 

La práctica totalidad de los números musicales entran en la categoría de escenas vergonzosas. Así que además de los ya mencionados, he editado este video que resume otros momentos patéticos que no puedo describir por separado para no extender demasiado el artículo. Por lo menos yo me he descojonado con estas selectas ñoñerías que luego se prolongan para desgracia del espectador, y ahí nacen los transtornos psicológicos, suicidios, piromanía, esquizofrenia y demás efectos secundarios.

Jojoaaaasss, ¿con cuál se quedan?, ¿con el reflejo HIPER-CUTRE o con el momento Flashdance del Efron? ¿O con ese estúpido calco del final de Street Fighter? Jojaojaajojaoajoasss… Mierda, me duele el estómago.

 

Conclusiones

El negocio le ha funcionado muy bien a la empresa del ratón que antes nos traía magia y hoy nos patea los bajos y nos escupe flemas en la cara. Los actores ya han cumplido su ciclo y ahora se irán a buscar fortuna en el tenebroso mundo de Hollywood, donde seguro les veremos en más de un secuela/remake casposo (Footlose con el Efron, Crepúsculo 2 Luna Nueva con la Hudgens) y en los amarillistas reportajes de la prensa del corazón; mientras la compañía continuará la infamia con las confirmadas High School Musical 4 (con nuevos protagonistas), Camp Rock 2Hanna Montana (sigan el enlace y lloren bastardos, ¡¡¡LLOREN!!!) y demás heces.

De verdad me da miedo pensar que las generaciones que están creciendo con tanta bazofia algún día van a tener el control del mundo.

Jar, jar, jar… somos los niñatos de High School Musical. Compren nuestras porquerías y canten nuestras canciones, mocosos inmundos.

¿Te gustó? ¡Puedes apoyar a CINECUTRE con Patreon!

Comparte esto:
Nota del Crítico
Crítica


¡Sé el primero en comentar!
 
Deje una respuesta »

 

Dejar una respuesta