CRITICAS
282 visionados 2 comentarios

Marcado por el Odio (1989)

por en 24 julio 2020
FICHA TÉCNICA
 
TÍTULO ORIGINAL:

Marcado por el Odio

PAÍS:

México

DURACIÓN:

85 minutos

 

Importantísimo aviso: Todas las sandeces escritas en este artículo son la opinión personal del redactor (o sea yo, Kusomaru) y no necesariamente representan el pensamiento de los otros redactores de Cinecutre. Quiero aclarar también que NO ODIO NI ESTOY EN CONTRA de ningún tipo de religión o creencia. Pero sí ABORREZCO a los sinvergüenzas que con verdaderas y absurdas falacias (y en este caso truños de videoclub) le lavan el cerebro a otros tantos para convertirlos en feligreses sin cerebro ni capacidad de razonamiento. Que les den por donde sabemos.

Y también destripo el bodrio en cuestión, ¿pero a nadie le importará verdad?

Esta crítica no tiene nada que ver con la película ganadora de dos premios Oscar protagonizada por Paul Newman y Steve Mc Queen. Lo que hoy vamos a analizar es una insólita producción mexicana que tuvo su momento de gloria (junto a otras películas de similar temática) en los puestos piratas de mi ciudad debido a su delirante argumento y la alarmante cantidad de marujas mojigatas (de esas que echan babas cuando en la tv sale alguna mujer en bikini o minifalda) que poseen un reproductor DVD.

Marcado por el Odio es una película producida por la compañía religiosa “Armageddon”, que se dedica a adoctrinar fieles con pésimas obras cinematográficas llenas de inmunda moralina cristiana y cuyos argumentos exageran hasta niveles infrahumanos el dramón cursi y patético de cualquier telenovela tipo “mujer casos de la vida real” o talk-shows como el de Christina o Laura en América. Por supuesto que al final TODOS los problemas se solucionan con el amor, la oración y el perdón de Chuck Norr…esto… Dios. Vamos que es para arrancarse los pelos púbicos de pura indignación.

Si viera las mierdas que se llegan a filmar en su nombre, fijo que nos manda al carajo de un pedo

La película comienza con una música que va a medio camino entre tono de celular y canción de cuna. Vemos a una madre jugar con su hijo y se nota que ambos son MUY FELICES (demasiado para que la película siga sin que pase nada).

Es entonces cuando aparece EL MALVADO PADRE TOTALMENTE ALCOHOLIZADO que de la nada y sin venir a cuento empieza a darle una golpiza a la pobre mujer (para mí que los efectos de sonido se los sacaron de un Street Fighter). Al final termina degollándola con una botella frente al niño. Os dejo la secuencia para que la vean (¿qué creen?, ¿qué yo nomás voy a vomitar del asco? Pues no caballeros…)

En el hospital, los familiares lamentan la suerte de la pobre mujer pero ninguno parece interesado en cuidar al niño. Al final va a parar con su desequilibrado y patético tío, que lo maltrata con golpes e insultos (jamás explican el porqué, simplemente el tipo dice: “yo no soporto a los esqüincles”).

En “Armageddon” también hay trabajo para los oligofrénicos

En uno de los arrebatos de furia del tío, este se saca el cinturón y persigue al mocoso dispuesto a brutalizarle el culo (y no es que no se lo merezca, porque actúa inhumanamente mal). Cuando lo agarra pues…

¡¡¡¡¡¡¡LE DA UNA PALIZA A LA ALMOHADA!!!!!!!

Y claro, el mocoso además hace una interpretación absolutamente aberrante que te hace desear que el capullo del tío se ponga serio y le deje las nalgas en carne viva.

Después de eso, el niño sale a la calle (ni señas de la “golpiza” que se supone ha recibido) y conoce a su vecina Carla, con la que entabla una conversación de lo más subnormal que, sumada a la banda sonora (una guitarra acústica en plan balada feliz) y a las asesinables actuaciones de los dos mocosos, te provocan vómitos, espasmos, convulsiones y unas ganas de despedazarte los ojos y joderte los tímpanos de la forma más rápida que te permitan tus uñas. Les pongo el vídeo pero ESTÁN ADVERTIDOS, en Cinecutre no queremos demandas.

Después damos un salto en el tiempo. Han transcurrido varios años y Arturo (que así se llama el mocoso) se ha convertido en el policía más ochentero que jamás ha existido (bigote, gafas y panza), que tiende a cabrearse y a ponerse violento por cualquier cosa, pero en el fondo sigue siendo la nenaza sobreactuada que golpeaba su tío.

Nada raro que el mundo esté en decadencia siendo estas nuestras autoridades

Después de un patético flashback (su tío correteándolo con el cinturón en la mano), se pone nostálgico y visita el lugar donde creció y, como era de esperar, se encuentra con su amiga Carla, ahora convertida en una fanática insufrible.

No fumen drogas niños, o alucinarán con santurronas estrábicas

Un día de esos invita a comer a Carla pero, camino del restaurante, ven al típico macho latinoamericano abusando de su novia en plena calle. Arturo tiene otro flashback (recordando al ebrio de su padre) y se entromete en la pelea amenazando al tipo con una pistola enorme. Cuando Carla le pide explicaciones, Arturo se comporta de un idiota pedante inmaduro (“me acordé de cuando mi padre le pegaba a mi madre, ¿¿tiene algo de malo??”) por lo que ella menciona cosas del perdón y de Dios (que debe estar cagándose en los muertos de los que escribieron esta película). A nadie extraña que al final Arturo termine cabreado y la mande “al diablo”, cualquier persona con dos dedos de frente lo hubiera hecho.

En el trabajo se entera de que están apunto de cerrar su investigación (un caso de un traficante que regala drogas en las escuelas, menudo hijoputa) por lo que llega a amenazar a su superior. Y al llegar a su casa se encuentra con la fiesta de un vecino perturbando el medio ambiente con su música ¿disco? a todo volumen. Es que hoy este sujeto se ha levantado con el pie izquierdo, para que le pasen tantas putadas.

Toca cabreadísimo la puerta del vecino y al verlo le da otro flashback (ahora recuerda a su padre echándolos de la habitación para continuar la jerga con una prostituta, ¿no les ha preocupado a los responsables de este aborto dejar la imagen del hombre mexicano como un mujeriego, machista, hijo de 10 putas, alcohólico y desvergonzado?). Entonces el hombre pierde sus cabales y se lanza al cuello del chuloputas, gritándole que le odia y confundiéndolo con su padre.

¡¡¡¡¡DEJA HACER RUIDO HOSTIA, QUE ME ESTÁS JODIENDO EL FLASHBACK!!!!!

Al día siguiente va a la casa de Carla a disculparse por su comportamiento prehistórico y le cuenta que la causa de todo es su padre. Entonces tiene lugar esta delirante conversación:

Arturo: He ido a un psiquiatra (le habla de cómo intentó olvidar los maltratos de su padre)

-Carla: No, no no. El tormento de no perdonar no lo puede curar ningún psiquiatra ni las drogas. La única manera de curarte ES ABRIR TU CORAZÓN AL TORRENTE DEL AMOR PERDONADOR DE DIOS…

AGAGHGAHAGAHGAHAGAHAAAA!!!! MÁS REFLEXIONES RELIGIOSAS… ¿¿¿¿¿POR QUÉ A MÍ?????

A nadie extraña que Arturo se empute una vez más y mande a la mierda a Carla.

Ese mismo día intentan capturar al traficante que le está regalando drogas a los niños:

Yo veo a este hombre a menos de 100 metros de mis hipotéticos hijos y joder que corre sangre

Arturo la caga olímpicamente (se le ocurre gritarle “POLICÍA FEDERAL, DETÉNGASE” desde el otro lado de la acera) por lo que el maleante escapa a un parque abandonado (¿?) y cuando al parecer por fin lo tienen acorralado…

Juas, juas…¿Y esa yonki a qué cuernos viene? Podría haber sido una niña o una dulce ancianita pero no… quieren que nos caguemos de risa en sus difuntos.

Defraudado por haber estropeado la misión, Arturo se da al alcohol y por consecuencia vemos más de los cansinos flashbacks que no aportan la tensión dramática que pretenden y que empiezan a ser odiosamente cansinos.

Al día siguiente se vuelve a encontrar con Carla y eso sólo significa MÁS MORALEJAS RELIGIOSAS, en las que aprovechan para mearse en el hinduismo atribuyendo las creencias de la reencarnación a Satanás.

¡¡¡¡El poder de la ignorancia!!!!

Todas esas sandeces parecen conmover a Arturo, que se dispone a iniciar una nueva vida tirando sus “chelas” y por un momento insufrible vemos cómo se dedica a jugar como un imbécil en el parque con Carla y cómo ambos leen la Biblia. ¡¡¡HASTA SE HACE AMIGO DEL MACARRA AL QUE INTENTÓ ESTRANGULAR!!!

En su trabajo está a punto de atrapar al traficante (se disculpa con su capitán por haberlo amenazado) y por si no hubiéramos tenido suficiente, nos cuelan OTRA ESCENA DE MORALINA CRISTIANA… No sé ustedes, pero yo ya tengo los huevos llenos de tanta mongolidad, por lo que voy a saltar al desenlace.

Arturo, más inspirado que nunca, se dispone a capturar al narcotraficante con su compañero, pero en plena redada mira un rostro familiar en otro auto…

SU PADRE…y sigue tan joven como hace 30 años. Púdrete de envidia, Richard Alpert

Arturo le sigue y descubre que el tipo se ha reformado y ahora es feliz con su nueva familia. En Arturo revive el odio y los deseos de vengar a su madre, por lo que de una vez por todas planea su golpe final (y también se pelea con Carla en la enésima escena deprimente/reflexiva. Siéntanse felices de que tal vez JAMÁS van a sufrir con esta película).

En el acto final, Arturo se cuela en la casa de su padre y amarra a su nueva esposa y a su pequeña hija. Cuando el padre llega descubre con horror la trampa de su hijo y le suplica compasión acudiendo (una…vez…más…) a Dios (que ME ODIA por no impedir que vea esta bazofia). Arturo está dispuesto a matarlo frente a su nueva familia y después de un “resumen” a todo trapo de toda la película (los que han visto Saw y/o House of the Dead entenderán a que me refiero), ARTURO SE ARRODILLA Y LE PIDE PERDÓN… ¡¡¡¡Y SE ABRAZAN!!!!

Con estas impactantes imágenes termina Marcado por el Odio. Sí, ríanse cabrones, que yo voy a cagar pus por lo menos durante una semana.

Y claro… toda la película aguantando la pedante personalidad de este imbécil, para que al final le entre un ataque de ñoñez y perdone AL ASESINO DE SU MADRE Y ÚNICO CULPABLE DE QUE HAYA SUFRIDO EN SU INFANCIA. Vale que era muy predecible que algo así pasara, pero señores, pónganse en mi situación. ¿Cómo se sentirían si después de tanto mensajito religioso y de que un imbécil hortera se comporte como un crío de 12 años durante toda la película, les cuelen semejante MIERDA de final?

Después de esa lamentable secuencia, vemos a Arturo prosperar en su trabajo (capturó al narcotraficante) y llevarse mejor que nunca con su familia (Carla queda preñada, como era obvio que pasaría). Todos son felices, excepto el espectador común, que hasta ese momento estará muerto o al borde de un ataque de histeria si es de muy buen estómago.

¿Pero aquí cuál es el pederasta?

Aquí termina este nuevo intento de suicidio/análisis. Finalizo revelándoles la abrumadora verdad: ésta película NO ES NI POR ASOMO LA PEOR PELÍCULA que ha sacado la productora esa. Así que hagan como los personajes analizados y encomienden su culo al señor, para que JAMÁS TENGAN QUE SUFRIR LA AGONÍA DE VER ESTAS PELÍCULAS.

Salve oh gran Uwe Boll…

¿Te gustó? ¡Puedes apoyar a CINECUTRE con Patreon!

Comparte esto:
Nota del Crítico
Crítica


comentarios
 
Deje una respuesta »

 
  • Avatar
    Jose Lagos
    25 julio 2020 a 17:02

    Hola, quería recomendarles dos películas, una de ellas es “Pink ¿acierto o error?” también de paco del toro, esta vez advirtiéndonos de los peligros de la adopción gay.

    La otra es la película anime hecha en Colombia Bolívar el heroe, que es… especial.

    Responder

  • Avatar
    Jose Lagos
    26 julio 2020 a 22:43

    Hola, quería recomendarles un par de películas, una es “pink ¿acierto o error?” del mismo paco del toro, solo que esta vez tocando el tema de la adopción homoparental.

    La otra es la pelicula colombiana Bolívar: El Héroe, que (mal)utiliza el estilo anime para contar la historia de Simón Bolívar.

    Saludos.

    Responder

Dejar una respuesta 

Please type the characters of this captcha image in the input box

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada