CRITICAS
227 visionados 1 comentar

Talento de Barrio (2008)

por en 13 julio 2020
FICHA TÉCNICA
 
TÍTULO ORIGINAL:

Talento de Barrio

PAÍS:

Puerto Rico

DURACIÓN:

107 minutos

 

No lo dudéis, esto va a estar plagado de blasfemias y palabras malsonantes, además se abusa exageradamente de la palabra “flow”, y de paso voy a plagiar vilmente la lectura con banda sonora que creó Oso en la crónica de Estepona. Así que si sois sensibles u os da miedo el flow, dejad de leer.

Actualización 2020: Ha pasado una década desde que escribí esto, ahora el reggaetón está bien visto y VOX tiene 52 diputados, hay quien lo llamará casualidad, yo lo llamo Causa-Consecuencia.

Encima Cinecutre vuelve a publicar reseñas, la correlación es evidente, no sólo nos vamos a la mierda como sociedad, sino que la pandemia cutre que hemos vivido ni siquiera se ha cargado a la gente suficiente como para sanearlo un poco.

Comencemos, os pondré un poco en ambiente:

Dejad que pasen unos 10 segundos, aproximadamente hasta que suene el primer “dale” y seguid leyendo.

Jela el Obi papa, ¿quelaquelay?, jela brothel, ehte eh el mundo del REGUETÓN, la música de machos, el REGUETÓN manda, y en el Rico es la ley, lah mamis perrean y loh papis dominan, brothel.

Pelo todoh tenemoh un rey papa, alguien que noh supera y a quien queremoh alcansar. para unoh eh el Voltio papa, el Voltio macho y rico perreante de lah yaleh, pero para la mayoriah eh el insuperable Daddy Yankee.

Oyeme brothel, eho creo que lo eh leido en la biblia

Lamon Luih Ayala al que la pinga le mama. El amo del flow, el que fueh bendesido por la bellesa del dioh apolo y la sabidulia de salomon, pohfin hiso una pinicula brodel, y eh la mehor peneicula soble el REGUETON que se ha esho y que se ara!.

[cortad la música]

Daddy colega, si algún día lees esto, gracias por haber nacido, eres mi mayor inspiración junto a Stephen Paddock

Traduciendo al castellano: Daddy Yankee ha hecho una película de 105 minutos sobre el mundo del reggaeton que intenta ser seria. Es difícil transmitir la emoción que me transmitía la idea hasta que conseguí verla, y por supuesto colmó todas mis expectativas.

Destacar para ir comenzando, que toda la película está hablada de una forma similar a lo antes escrito, solo que entendiéndose aún menos. He llegado a la conclusión de que en el ficticio Puerto Rico de esta basura hablan en dos idiomas: Español y Flow, y el idioma Flow no se puede aprender estudiando, irás adquiriendo el conocimiento a medida que tus habilidades en perreo, narcotráfico y en tiroteos callejeros se vayan elevando.

Aunque el Flow no sólo es un idioma, es una filosofía, un estilo de vida, e incluso otorga poderes sobrehumanos que explican todo tipo de situaciones paranormales que suceden.

Daddy, su uzi y su gorra plana tapándole la vista, porque apuntar es innecesario cuando tienes el Flow.

Lo único que no me convence de esta magnum opera, es que lo mejor y más sublime de todo el filme (y en lo que más me voy a centrar) sucede al principio del mismo. Los pilares del drama temblaron, cual economía del sur de Europa post-COVID, ante las duras y realistas imágenes que nos transmite.

Todo comienza con Daddy, que se encuentra con otro malo macho 100% puertorriqueño, dicen cosas en el Flowdioma que nadie entiende, aparece un coche, del cual salen cuatro tíos que se lían a tiros con todo sin ningún motivo, y bueno, mejor dejo de contar y disfrutadlo vosotros mismos.

Cómo expresarlo… Joder, es que sólo esta puta escena ya se merece toda una crítica extensa y detallada. De hecho esta escena resume todo lo despollante de esta película, es como plasmar la pura esencia del flow en 4 minutos, así que la describiré con todo detalle, contaré el resto de la peli y luego resumiré alguna que otra escena igual de absurda. Comencemos:

Joder, es que sólo esto ya es genial…

Se puede observar al bueno de Daddy hablando con un colega suyo, aunque debido a la vocalización digna de un capítulo de Pingu, la verdad no sé si es su amigo, su hermano o su novia, porque no se les entiende nada, de hecho desde aquí reto a todo lector de esta crítica a que traduzca la conversación en los comentarios. Si alguien consigue una traducción coherente, le insultaré en voz alta en la próxima Cutrecon.

Mucho barrio, mucha conciencia de clase, pero el Daddy lleva un polo lacoste ToPe CoOl BrOtHeR.

Bueno, la coña es que llega el coche y empieza la fiesta, cuatro hombres con armas disparando al azar a todo porque sí, cada uno de ellos maestro en el uso del Flow, y con un poder diferente, veréis:

Poder mágico número 1: Disparar con los ojos cerrados

Repitiéndome de arriba: apuntar es lo de menos cuando tienes Flow.

Observad qué maravilla, qué gracia, qué agilidad, no sólo una sombra misteriosa le tapa parte de la cara, sino que además corre y dispara con los ojos cerrados. Si con los ojos cerrados ya es una máquina asesina, Dios nos cuide si los abre. ¿Y qué decir de esa mirada trasera?, seguro que no pensabais que el ojete pudiera cumplir su literal función con tanta precisión. Maravillas del flow.

Poder mágico número 2: Balas de aire

No está muerto, está follándose el suelo con flow.

¿Recordáis ‘Operación las Vegas’ (1988)?, no eran balas de aire, es que Britta dominaba el flow. Las balas son tan potentes que aun sin provocar ningún efecto más que el de sonido, hacen rebotar al cadáver al ritmo de un buen dembow. Y encima que el cañón del rifle está apuntando solo a su pie, si te apunta a la cabeza igual te vuelves trapero de golpe.

Poder mágico número 3: El aleatorio

¿Vosotros podríais disparar así y acertar?, de nuevo el flow, famiia

Supongo que el flow le da la percepción espacial del Capitán América y, similar a los rebotes de su escudo, este consigue matarte a ti mientras apunta a su vecina.

Poder mágico número 4: El esgrimista pistolero

¡Touché!

Conoce los secretos de la esgrima, tiene un arma de fuego… Y puede fusionar ambas habilidades en una técnica asesina sin par. Si no te mata la bala, te matará del ridículo.

Y bueno, tras vislumbrar tan terrorífico panorama, hay una niña, pobre e inocente, que no se extraña de la matanza a su alrededor, y se dedica simplemente a jugar alegre con su pelota…

Y qué le va a extrañar, si visto lo visto posiblemente su padre es traficante, su hermano drogadicto y su madre puta.

Daddy la intenta apartar del tiroteo, pero ya ha sido alcanzada por una bala, así que muere. Lo siguiente que vemos es su funeral, del cual tampoco se entiende ni una puta palabra, y todo termina con un filosófico y profundo plano de Daddy mirando un globo, en metáfora de sus gordos cojones.

No viene a cuento, pero me apetecía poner esta imagen

Bueno, la peli sigue con la historia de Daddy, que es un traficante y líder de banda estándar, sale un amigo suyo de la cárcel que automáticamente se convierte en el segundo al mando, Daddy en una incursión a una discoteca, es obligado por un amigo (que revelaré después) a cantar en el escenario, y resulta triunfar (y ligar) con ello.

Su nueva pasión por el reggaetón despierta, decide hacerse cantante y deja la banda. Pero mientras Daddy es feliz con su nueva vida, el amigo que había salido de la cárcel, ahora líder de la banda, intenta tirarse a su hermana, agrediéndola al no conseguirlo. Ante la ausencia de un equivalente puertorriqueño en 2008 al 016, Daddy se venga cogiendo su uzi y matando a todos sus antiguos compañeros, después se va a dar una gira de reggaetón y muere porque alguien le mete un tiro al bajar de un concierto, fin.

¿Qué por qué le matan?, ¿y yo qué coño se?, es más, ¿y a mí qué coño me importa?, es Daddy Yankee, que se haya tirado los 105 minutos del filme vivo ya es suficiente motivo para morir, en Etiopía algunos ciclos vitales duran menos y nadie se queja.

Llamadme vago por no detallar más, pero es que intenta ir de drama social y tiene momentos realmente aburriiiiiiiiiiidos. Así que limitémonos a las partes divertidas:

El retorno del héroe

Daddy y sus amigos llegan a una discoteca, donde Daddy salva a una señora con escote del buitre estándar que la agobia, acto recompensado con el evidente coito posterior, tal y como obliga el credo del Flow. Tras tal heroica hazaña digna de un puesto en los Vengadores, Daddy se da cuenta de que sobre el escenario, está cantando un antiguo amigo suyo, alguien tan épico que nadie es digno de entender lo que dice.

JELA EL VOLTIO PAPA, ¿QUELAQUELAY?

Julio Voltio, uno de los primeros perpetradores del terrorismo conocido como reggaeton que no pasó del One Hit Wonder, pero que no pierde ocasión para salir en todas las películas posibles que tengan el género como trama central, enlazando a todas en un mismo fecal universo como si de un R2D2 reggaetonero se tratara.

Todo su papel se basa en decirle a Daddy que salga al escenario, cante la mierda de turno y no volver a aparecer.

A fecha de 2014, Julio Voltio se retiró del reggaetón para volverse predicador cristiano. No vas a poder compensar el daño que hiciste ni con esas, amigo, pero supongo que se puede decir que te hiciste uno con la fuerflow.

Además tienen muchas cosas en común, a ninguno se les entiende absolutamente nada de lo que dicen, son totalmente inútiles y su extraño carisma les hace añorables.

LA FRASE

Un momento que para mí es LA FRASE de la película, con mayúsculas.

Está Daddy hablando con un colega suyo que tiene enchufes en la música, y bueno, será que soy muy simple, o que soy realmente gilipollas y una parida así me hace muchísima gracia, pero mirad vosotros mismos:

Sigo sin saber qué coño es el flow para un reggaetonero, y tampoco es que me interese, pero me hace bastante gracia la importancia dada a esa palabra en relación a la calidad artística como para no destacarlo.

Balas mágicas

Esto es rápido de contar, ¿qué creéis que sucede si echas gasolina sobre un coche y luego a unos 5 metros de distancia disparáis tú y un colega a las ventanas de ese coche?

En efecto, el coche arde. Si os parece que hay algún error en la física del asunto, recordad: ninguna ley, ya sea física, química o cuántica, puede obstaculizar lo que el Flow desea.

 

Terminando ya

Como no puede faltar en una buena película de reggaetón que se precie, al no entender ni un solo diálogo, si os da por verla, os propongo algunos divertidos pasatiempos:

1. Contad el número de veces que se dicen las siguientes palabras a lo largo de la película:

a) Papa

b) Flow

c) Brother

2. Aprended fragmentos al azar de la película, id a una discoteca en la que pongan reggaetón (en 2020 es muy fácil esto) y ponedlo en práctica para ligar. Recordad que Juan Magán es catalán, mayor ridículo no podréis hacer.

2.1 En el caso de que el 2 os funcione, os propongo un ejercicio extra: el suicidio.

3. Ved la película entera intentando entender todas las putas conversaciones.

Hasta a un bicho como este se le entiende mejor que a Daddy Yankee, y desde luego aportará bastante más en lo que tenga que decir.

Y eso es todo amigo lector, recuerda que te odio, y que si has leído esto:

¿Te gustó? ¡Puedes apoyar a CINECUTRE con Patreon!

Comparte esto:
Nota del Crítico
Crítica


comentarios
 
Deje una respuesta »

 
  • Avatar
    Sopapo
    16 julio 2020 a 17:33

    Pero es que nada mas de saber que la peli va de reggayton ya sabes que te vas a echar unas risas, no vas a entender absolutamente nada y los personajes te van a causar pena ajena. Películas con esta temática deben tener su propia sección en esta web y tendrías para tirar.

    Saludos

    Responder

Dejar una respuesta