CRITICAS
776 visionados 1 comentar

Viuda Negra (2021)

por en 19 julio 2021
FICHA TÉCNICA
 
TÍTULO ORIGINAL:

Black Widow

PAÍS:

Estados Unidos

DURACIÓN:

133'

 

AVISO: SPOILERS A PUNTA PALA

“Aaaaaish, ¿Qué habéis hecho?”

Es lo que dije tras ver ‘Viuda Negra’. No, esta no va a ser otra rajada sobre las nuevas pelis hechas por y para tías de ahora que “patatín, patatán, discurso feminista con taladradora” que ya me habéis oído soltar mil veces en el podcast, porque milagrosamente no es el caso (aunque algún culofino se quejará como siempre). Buena muestra de ello es la aceptación que ha tenido en taquilla, nada que ver con las reacciones a las bazofias estúpidamente tendenciosas con las que últimamente pretenden bombardearnos. A los niños rata no se les puede engañar. No, ‘Viuda Negra’ se acerca bastante a lo que yo querría ver más a menudo en el cine (y cuando digo “cine”, quiero decir “el sofá de mi casa”), una película de acción con tías protagonistas, sin discursitos, sin chorradas, sin “mimimimimi…” COMO LAS DE TÍOS. Pero hay un pequeño fallo.

El guion es una mierda.

En serio… ¿Qué habéis hecho? Vamos a intentar averiguarlo, aunque me parece que no lo sabéis ni vosotros…

Para empezar, un breve resumen de la trama:

‘Viuda Negra’ cuenta los orígenes de Natasha Romanov y nos presenta a su hermana Yelena Belova (futura Viuda Blanca), y cuenta cómo ambas fueron adiestradas en La Sala Roja, unas instalaciones secretas creadas originalmente durante la era de la Unión Soviética, destinadas a crear asesinas a sueldo (las viudas negras) a partir de niñas manipuladas mentalmente mediante una tecnología robada a Hydra (lo que viene a ser ‘Naked Weapon’ a la Hollywood).

Además, conoceremos a los padres adoptivos de la protagonista, Melina (una científica muy simpática) y Alexei (Guardián Rojo), junto a los que se enfrentarán al malvado Dreykov y tratarán de liberar de su control al resto de viudas negras mediante un maravilloso antídoto, que se sacan literalmente del ojete. Todos juntos vivirán grandes aventuras que harán las delicias de grandes y pequeños.

Y eso es lo que quería Disney, y a fuerza de querer conseguirlo, enmierda un producto cuyo material nos hubiera podido dar una película de acción adulta de lo más decente. Porque una de las razones por la cuales ‘Black Widow’ es un mojón, se origina en que la película habla de cosas de las que no se puede hablar con propiedad en una película para críos. ‘Black Widow’ pide a gritos ser una película +18, no por meter gore, violencia o desnudos (que sería de agradecer, puestos a pedir), sino por la temática verdaderamente siniestra que trata. Luego está la otra que es mucho más grave, la absoluta falta de lógica y completa estupidez en casi todo lo que ocurre en la película. Vamos por partes.

La secuencia de créditos iniciales, un collage de imágenes con mucha textura VHS, donde vemos flashes del adiestramiento de las niñas, imágenes de experimentos médicos y footage de la Guerra Fría, es de lo más conseguido de la cinta. Un clip muy retro-creepy amenizado por una versión emo de ‘Smells like teen spirit’ que, como podéis comprobar si veis el vídeo, en el momento preciso censura la palabra “líbido” de los ‘lyrics’ mediante ‘fade out’ con efecto de sonido para disimular. Gracias señor Mickey Mouse por meter su hedionda zarpa de forma tan fina y sutil en la mejor secuencia de la película. Casi no se ha notado…

¿COHERENCIA, PARA QUÉ?

Las películas de orígenes arrastran de entrada un problema que normalmente ignoramos, siempre y cuando el guion sea lo suficientemente bueno como para crear emoción donde no debería haberla por pura lógica. Me explico, que me estoy liando: Si es una película de orígenes, y por tanto precuela de todo lo visto anteriormente, EL PERSONAJE PROTAGONISTA NO PUEDE MORIR así que, pase lo que pase, sabes que va a salir indemne de cualquier situación donde se meta por jodida que sea. La magia está en crear situaciones que parezcan imposibles y resolverlas con ingenio, haciendo que el espectador se pase ese medio minuto haciendo cábalas en su cabeza a mil por hora pensando “¿CÓMO COJONES VA A SALIR DE ÉSTA?”.

Esta es la manera correcta de hacer las cosas y el público te adora si lo haces. Y huelga decir que debería ser así en cualquier película de acción que se precie, sea de orígenes o no, pero en las de orígenes es directamente un pilar para que la película no sea un mojón aburrido. ¿Y qué pasa en ‘Viuda Negra’? TODO MAL.

En ‘Viuda Negra’ han confundido el concepto “el personaje no puede morir” con “el personaje es PUTO INMORTAL”. Así, a la pobre Natasha (Scarlett Johansson), la tiran desde un quinto piso y su costillar rebota contra toda cornisa que pilla, le rompen un plato en la cara, se come explosiones a medio metro de distancia, tiene accidentes de coche con vueltas de campana a tutiplén, por no hablar de las hostias que recibe en los combates, que en ocasiones la hacen volar varios metros, Y NO SE HACE NADA. Al final te da la impresión de que lo mismo podría caer en una picadora de carne que aun así saldría sin despeinarse.

“Bueno, vale, después de pelearse con su hermana te ponen esta imagen para que se vea que tiene dos morados y de paso para que Scarlett enseñe un poco de chicha PG-7”

En TODAS (repito, TODAS) las películas de acción hay villanos de segunda, de primera y luego está el boss de turno (y no, no os voy a dar la chapa aquí de cuál es la diferencia entre unos y otros, que ya os la sabéis). Y esta jerarquía puede estar más o menos bien justificada, y ser creíble o no, incluso a base de carisma y gracia, puedes conseguir que antagonismos a priori ridículos te resulten aceptables, y si no que se lo digan a Vernon Wells. Lo que no funciona nunca, nunca, es que tomes por idiota al espectador PÁSANDOTE POR EL CULO TUS PROPIAS REGLAS.

Porque en ‘Viuda Negra’ resulta que los villanos de segunda son LAS OTRAS VIUDAS NEGRAS. Tías IGUALMENTE ENTRENADAS que Natasha que, sin embargo, caen al suelo al primer golpe o como mucho al segundo, cual vulgares masillas.

La cosa ya te cuadra un poco más cuando ves que su adiestramiento parece consistir en hacer coreografías y poses de ballet sexy con la pistola en la mano, aunque luego las pistolas las llevan de adorno, porque para ir a luchar contra Natasha no las utilizan.

Esto ya es grave, pero se alcanza un nivel nefasto cuando analizamos al villano de primera. Un personaje que parece un cosplay de Skeletor con la cara plateada, que nos tenemos que creer que es el villano conocido en los cómics como Taskmaster, y que al final de la película se revela como la hija del boss. Una tipa con la cara medio quemada y muda llamada Antonia (Olga Kurylenko), a la que han implantado un chip en la nuca (en el cerebro no, EN LA NUCA), que le hace copiar al instante los movimientos de la persona con la que lucha, convirtiéndola en un “espejo viviente” (una versión más perfeccionada de esto la podemos ver en la película ‘D.O.A: Dead or Alive’, donde Eric Roberts se ponía unas gafas de sol que le convertían en el puto amo de las artes marciales).

Esto obviamente le hace superior a todas las demás viudas y es lo que le convierte en villana de primera. ¿Hola? ¿Y POR QUÉ NO LE PUSIERON ESE CHIP A TODAS? ¿O por lo menos a unas cuantas más? Nos dicen en cierto momento que “solo la activan para misiones de alta prioridad”, mememeh, en fin…

Antonia AKA Taskmaster

Luego el boss, es un viejo gordo HarveyWeinsteinoide llamado Dreykov (Ray Winstone), que pilota todo el tinglado de niñas convertidas en asesinas y controladas mentalmente DESDE SU TABLET (el verdadero prodigio de esta tecnología no es el control mental, es EL MEGA BLUETOOTH O WIFI QUE LLEGA A CUALQUIER PARTE DEL MUNDO). Este tecnoproxeneta está lleno de recursos, y para que las pibitas de generación MILF (que no están controladas) no se le subleven, les ha puesto un bloqueo feromonal que hace que cuando huelen su aroma de macho les impide usar la violencia contra él (maravillosa jugada).

“Solo me falla con las lesbianas de sobacos peludos, pero de eso en Rusia no hay”

Natasha, muy pizpireta, resuelve este problema reventándose ella misma la nariz contra la mesa del escritorio para no oler. ¿Cómo? Sí, antes de que os lo preguntéis, ¿no bastaba con aguantar la respiración? En la película lo plantean, pero la mami Mengele (luego lo explico) de Natasha le dice que no, que eso no basta, que hay que “cercenar el nervio”(¿¿¿???). Y eso se consigue rompiéndote la tocha como Toro Salvaje. Si tú lo dices, será verdad, que para eso eres la sientífica… Pero oye, ‘cucha una cosa, ¿y si pilla un resfriado la chica y tiene mocos, qué? ¿?¿?¿?¿?

La película también incluye masillas auténticos (vilanos de tercera), unos memos con cascos que parecen robados de ‘Predator’, cuya única función es que Yelena pille a uno de ellos solo y le dé una paliza para abrir UNA puerta mediante identificación digital.

VALORES FAMILIARES

Hablando de la sientífica, ha llegado el momento de darle un repaso al gran cadáver en el armario que tiene está película, los experimentos médicos de Melina, la madre de Natasha. Esta tía es la cerebrito que se encargó de crear el sistema para controlar la mente humana y lograr la obediencia de las niñas secuestradas y criadas en La Sala Roja, cosa que ha hecho durante los últimos 20 años, y por si os lo estáis preguntando, no, ella no se ha chutado su propia droga, lo hace porque cree en ello.

Orgullosa, alardea de hasta dónde ha llegado con sus avances cuando les muestra a sus hijas cómo consigue que un cerdito deje de respirar cuando ella se lo ordena, y lo tiene ahí a punto de morir asfixiado, mientras les da la chapa regodeándose en su genio, liberándolo “cuando aún le faltaban 11 segundos para morir, tranquilas chicas”.

Hay otro momento de la película en el que el padre de nuestra protagonista y marido de ESTA PUTA ZORRA SÁDICA, al que ponen de tonto y más bruto que un arado y al que sus hijas se pasan toda la película insultando y despreciando (a mami no, que ella es muy buena, ya lo veis), Yelena va y le factura un puñetazo en la cara gratis porque le apetecía (textual), y él suelta el tópico rancio “¿a qué viene esa agresividad? ¿estás en esos días del mes?”, y la hija le contesta, con tono pretendidamente jocoso como para que parezca un chiste la salvajada que está contando, que a todas las viudas les hacen una histerectomía y “ellos van y entran y te arrancan todos los órganos reproductores, se meten ahí y te los extirpan todos, tooodo fuera” y el padre dice “vale, vale no tienes que ser tan gráfica y tan asquerosa” y ella contesta “pues ahora iba a hablarte de las trompas de falopio”, y te quedas con una cara de “¿PERO QUÉ COJONES?”.

¿Queréis saber lo más fuerte?, que me parece loable que metieran una astracanada así en el guion. Trataré de explicarme.

(Aviso, se viene chapa seria y sin cachondeo, si alguien se la quiere saltar, después de la parte en cursiva sigo despotricando normalmente)

Que una película con el sello Disney trate unos temas tan jodidamente macabros es prácticamente imposible, y no me quiero imaginar la pesadilla que tuvo que ser buscar la forma de abordar todo esto con los sicarios de Disneycorp apuntándoles a la cabeza con un cañón antiaéreo. Y es que, podían haberse ahorrado las diez líneas de guion sobre úteros y bisturíes, argumentalmente no aporta nada, pero no, LO HAN QUERIDO METER, han querido ser gráficos con las atrocidades a las que se dedican estos hijos de puta.

La película pelea constantemente por hacer hincapié en un aspecto incomodísimo que se podía haber velado o suavizado para tirar por el camino fácil; y con sus torpezas, sus salidas de tono y las mil imposiciones que les deben haber metido por el culo, la verdad, sale bastante airosa. He dicho “bastante”, no “totalmente”. Porque Melina sigue siendo una cabrona que ha hecho experimentos con niñas y que habla del control mental como algo beneficioso, con toda la naturalidad del mundo, y Rachel Weisz hace una composición perfecta del personaje EN ESTE PUNTO CONCRETO (enseguida veréis por qué lo recalco), retratando al científico fanático que cree completamente en lo que hace, sin caer en estereotipos ni caretos de loco, pero a los dos minutos, cuando ya la estás odiando a base de bien porque compras completamente ese personaje, tiene que salir el capullo del padre y, juntos, hacer el chistecito de marras para cargarse el momento.

Y precisamente es este nadar entre dos aguas, este “somos muy chungos pero le quitamos hierro metiendo chistes”, lo que agrava aún más un problema que la película no consigue salvar. Porque culmina en que, cuando llega el último tramo de película, la madre se convierte en aliada y toda esa construcción de personaje se va por el desagüe en un puto cambio de traje.

De nazi a friendly en un periquete. ¡La transformación incluye sombra de ojos y pintalabios de regalo! ESTÁ EN TI, ESTÁ EN MAYBELLINE

Maybellina, digooo, Melina es un personaje que, de haber sido coherentes, tendría que haber muerto al final de la película enfrentándose a la Viuda Negra. Ella tenía que haber sido la villana de primera, y no la gilipollez de Skeletor/ Antonia esa que te ponen. Hubiese comprado encantado un atisbo de redención a lo Darth Vader tras una pelea final entre madre e hija (o hijas), pero no que con la mochila de mierda que lleva a la espalda esta hija de la gran puta, hagan lo que hacen, que de golpe y porrazo: “Pos vale mami, todo guay, ¿nos ayudas a pegarle al malo? Tú no, papá, que eres un mierda, bueno vale, tú también que aunque eres tonto te queremos”.

Al final esa encorsetada imposición de alineamientos, choca contra el pasado manchado de mierda de los personajes, y este último, aunque construido a base de detalles bastante certeros, es pisoteado de la manera más guarra e insultante. Porque los niños no sabrán qué porras es una histerectomía, pero seguro que mientras ven al puto gordo del malo llevarse su paliza reglamentaria, aún se acuerdan del cerdito asfixiándose en el suelo del comedor.

También cabe preguntarse en qué momento el padre pasa de ser lo que parece, un personaje bastante molón a un pobre payaso, blanco de todos los insultos. Y no, no es solo por el traje.

Por último, tampoco se puede ignorar lo más básico y fundamental de todo: Las viudas negras son asesinas. SU TRABAJO ES MATAR GENTE. Eso que en las películas anteriores de Marvel se tocaba muy de pasada cuando no quedaba más remedio, y de nuevo metiendo las mayores dosis de humor posible, aquí es la piedra angular de la historia y no hay Robert Downey que valga para hacer la gracia. Y la película nuevamente hace tímidos alardes de intentar salirse de los grilletes de la calificación por edades, mostrando, por ejemplo, en la escena en la que Yelena es inoculada con el antídoto, un apuñalamiento bastante crudo y violento, (con la herida fuera de encuadre y con cero sangre por supuesto, pero la retorcedura del cuchillo en el diodeno la sentí hasta yo).

El propio villano jefe, cuya apariencia y modo de hablar absolutamente repulsivos no engañan a nadie (antes no he usado el adjetivo “HarveyWeinsteinoide” porque sí), tiene momentos realmente memorables de auténtico pedazo de mierda que odias a sangre y fuego, como aquel en el que describe el tráfico de personas así: “UTILIZAR EL ÚNICO RECURSO NATURAL QUE EL MUNDO TIENE EN EXCESO: CHICAS”. Sólo con esta repugnante definición ‘Viuda Negra’ ya se mea en todo el fandom de DC y sus lloriqueos “bububu Marvel es para críos y bebés, Zack Snyder hace cosas adultas y oscuras de verdaz”.

Como digo, está claro que se lo han peleado hasta los límites del PG-13, en lugar de tomar el camino fácil de hacer una peli hueca y neutra como la lejía o abusar del cachondeo y convertirla en algo paródico. Lo cual seguramente es el motivo por el que estoy aquí sulfurado escribiendo esta chapa infumable con todo el cabreo, porque, joder, si no resolviera las situaciones de forma tan imbécil, si se hubieran esforzado un poquito más en el desarrollo de la trama, podría ser de las cinco o seis mejores películas de Marvel. Podría ser, ojito a lo que voy a decir, ‘Red Sparrow’ DIVERTIDA, ahí es nada. Pero… LA TENÍAN QUE CAGAR.

“Uf, pues con el estreñimiento que llevo me va a costar… a ver si me pongo así….”

PEORES ESCENAS

Llega el momento de ver qué es lo que realmente hace que haya calificado el guion de esta película con el término científico “mierda” (Lat. Mierdae mierdosus). Se acabó la cursiva, vamos a reírnos un rato.

EMPEZAMOS MAL…

La primera escena de la película nos muestra la infancia de Natasha y de su hermana pequeña junto a sus “padres” (Rachel Weisz y David Harbour) en Ohio, Estados Unidos, 1995. Los padres son espías rusos infiltrados que han robado secretos de estado de una base de Hydra en un disquette de 3 y medio (y de aquí saldrá luego la movida del control mental de la Sala Roja y sus muertos), y se ven obligados a huir en plena noche. Para ello utilizan una avioneta que tienen guardada en un viejo desguace, y justo cuando van a despegar, aparecen varios vehículos llenos de malosos que intentan cazarles disparando con armas automáticas. Melina, la madre, resulta herida de bala pero la hija mayor Natasha consigue manejar el aparato, y con el padre rechazando a los malos a tiros con su rifle subido en el ala de la avioneta en una trepidante persecución, finalmente consiguen levantar el vuelo y alejarse…

Y acto seguido los vemos aterrizar a salvo en CUBA. Por lo visto, la avioneta que parecía una lata de espárragos con alas, es en realidad un maquinón que ríete del jet invisible de Wonder Woman, con una autonomía de la hostia y capaz de desaparecer del radar para que les sea imposible perseguirlo a otros aviones durante las alrededor de siete horas mínimo que tardan aproximadamente en realizar ese trayecto de más de 1.800 km los vuelos comerciales, tal y como podéis comprobar vosotros mismos aquí: https://www.rome2rio.com/es/s/Ohio/Cuba. O eso, o es que tiene un híper motor incorporado, ‘Star Wars’ es de Disney, impossible is nothing…

Nada más aterrizar, la joven Natasha (Milla Jovovich junior) le quita el arma a un soldado y amenaza a todos con matarles. Se supone que le ha entrado un parraque al ver que se llevan a su madre al hospital y que agarran a su hermana que está asustada, pero a juzgar por su cara yo creo que lo hace porque se lo pasa en grande la muy gamberra…

PAGAFANTAS Y PUENTES

Saltamos 21 años adelante. Natasha, que tras los eventos de ‘Capitan América: Civil War’ es una fugitiva, se refugia en una autocaravana en los bosques de Noruega, proporcionada por un pagafantas llamado Rick Mason (O.T. Fagbenle). Un día le encasqueta una caja llena de mierdas “del piso franco de Budapest que ahora ocupa ‘otra persona’” (wow, intriga, misterio, ¿quién puede ser?). Como salta la vista que no hay nada LLAMATIVO NI INTERESANTECAJANEGRA JODER, ¿ESTÁIS CIEGOS? pues tienen una conversación acorde:

Mason: blablablá Budapest

Natasha: ¿Budapesht?

Mason: Eh, sí, Budapest

Natasha: No, es Budapesht

Mason: Budapest. Bu-Budapest.

Natasha: Budapesht. SHT.

(SÍ, ESTO ES UNA CONVERSACIÓN DE LA PELÍCULA).

El caso es que ella decide tirar a la basura sin mirar qué cojones es ESA CAJA NEGRA NADA LLAMATIVA que hay entre VARIOS SOBRES Y PAPELES CLARAMENTE SIN INTERÉS PARA UNA ESPÍA RUSA RENEGADA. Como vive en medio del bosque, la basura hay que ir a tirarla al pueblo porque si no, multa que te crujo y ojo, que en Noruega no se andan con tonterías con esto. Así que una noche cualquiera que se le jode el generador y se queda sin tele, coge el coche y, cuando está de camino al pueblo cruzando un puente, SE COME UN MISILACO QUE HACE VOLAR EL COCHE POR LOS AIRES.

Entonces aparece otro vehículo del que se baja la anteriormente mencionada Antonia/Skeletor, que se pone a repartir hostias como panes con ayuda de su escudo volador. Pero a mitad de pelea, su microchí del dedo del pie de la nuca le indica que el objetivo es la CAJA NEGRA que está en el maletero en el coche de Natasha, que ve con rayos x de su casco (¿WAT DE FAK?). Ella se da cuenta y consigue birlar lo que hay dentro de la caja y escapar tirándose al río, haciendo que a Antonia se le quede cara de imbécil debajo de su estúpida máscara. Bueno, no, la cara de imbécil ya la tendría seguramente, porque esto no hay por dónde cogerlo.

Vamos a ver. ¿Me estás diciendo que localizas la caja en el coche de Natasha en la puta Noruega MÁGICAMENTE, y eliges atacarla en mitad de un puente donde tiene las mayores facilidades para escaparse? Es más… ¿Eliges esperar a que llegue a sus manos cuando podrías haberte cargado al pagafantas esa misma mañana y apoderarte de ella? Por no decir que si has seguido la caja, no sé cómo coño y cojones hasta Noruega, qué más te daba ver qué hacia Natasha con ella, porque de haberte esperado 20 minutos más, la hubiera tirado a la basura y la podrías haber recogido del container sin necesidad de liarla. Hay que ser desgraciada de la vida. ¿Cómo cojones funciona el microchip de está puta subnormal?

¿Ese blíster de supositorio pegado con celo en el cogote? No tiene pinta de funcionar mucho…

HERMANITA DEL ALMA

Yelena (Florence Pugh; no, no es que me dé nauseas, se llama así la actriz) es la hermana pequeña de Natasha. Es una viuda negra mala reconvertida en buena cuando, en una misión para recuperar la famosa caja negra antes mencionada, una antigua viuda negra desertora le rocía la cara, antes de morir por una cuchillada en los higadillos que le acaba de propinar la susodicha, con un potingue rojo que a partir de ahora llamaremos ANTÍDOTO (y que va en forma de viales en la mencionada caja negra). Así descubrimos que la actual generación de viudas negras es malvada y asesina porque están controladas mentalmente, y a partir de aquí la trama girará en torno al antídoto y la madre que lo parió, que sintetizó en secreto la viuda negra desertora (en sus horas de recreo y con el Quimicefa), suponemos.

Junto con los viales, Yelena puso unas fotos de fotomatón antiguas a modo de “mensaje”, lo cual intriga a Natasha, que va a su encuentro. Luego Yelena le echa la bronca por haber venido y traído los viales. ¿Y SI EN VEZ DE LAS FOTOS LE PONES UNA NOTA EXPLICÁNDOTE, PEDAZO DE ZOQUETE? GRACIAS.

Cuando Natasha después de la movida del puente llega a Budapeshthsthtsht, va al piso franco y se encuentra con su hermana. Nada más verse se apuntan con sus armas y luego se lían a hostias que te cagas intentando matarse la una a la otra y cargándose todo el mobiliario hasta que se cansan y se ponen a hablar. Se dicen cuatro datos de la trama y en seguida se ven atacadas por un grupo de viudas negras que irrumpen en el piso, suponemos que en busca de los viales de antídoto que la jodida hija de puta de Natasha se ha traído con ella (es que es para ahorcarla, a la muy idiota) y que de nuevo las malosas han localizado así:

Aquí demuestran que su inteligencia es similar a la de Skeletor, las putas genias se han buscado el mejor momento posible para atacar, cuando Natasha está acompañada por su hermana en un terreno que controlan las dos (están en un piso lleno de trampas, se conocen varios escondites, tienen vehículos de huida preparados, armas escondidas, etc). Por supuesto fracasan, las muy payasas no consiguen nada, y cuando una de ellas se estampa desde una azotea contra el suelo y se troncha una pierna ocurre esto:

En efecto, el boss la hace suicidarse por control remoto disparándose a sí misma en la cabeza por su “fracaso”, CUANDO EN VEZ DE ESO PODÍA, AÚN HERIDA, CUMPLIR SU MISIÓN PERFECTAMENTE DISPARANDO A NATASHA que estaba a su lado en ese momento (si, así de PUTO INMORTAL es el personaje, que cuando la tienen a tiro no le disparan).

A la fiesta se apunta Antonia, que llega en una tanqueta antidisturbios y persigue a las hermanas hasta una boca de metro, donde cuelan el coche tras un choque múltiple con unas 18 vueltas de campana, y luego la despistan mediante un oportuno reguero de sangre que va dejando Yelena, que se ha cortado en el brazo y se refugian en un escondite que Natasha y Ojo de Halcón usaron en una misión anterior hace años.

Yelena dice “me estoy desangrando”, y se hace un torniquete con un trapo sucio mientras gruñe de dolor, por suerte esa misma noche mientras cena en un chiringo con su hermana, se echa un chupito de vodka por encima de la herida y ya está guay para repartir estopa el resto de la peli. ¿Y Antonia? Ni rastro ya hasta la batalla final, gracias.

MUGRES DEL PASADO.

La misión en Budapeshthshthr3efj de la que hablan varias veces consistió en el asesinato de Dreykov (el malo de la peli) y fue el paso final de Natasha para ingresar en S.H.I.E.L.D. El asesinato (obviamente fallido), en el que también participó Ojo de Halcón, fue una chusta importante. Recordemos que estamos hablando de Natasha Romanov, una tía a la que prácticamente vemos en cada película colarse ella sola en un edificio lleno de maromos, cargárselos a todos a guantazos y salir tan campante tres minutos después. Pues bien, en un lindo flashback nos explican lo que pasó:

Y lo mejor de todo, el malo sobrevivió y la niña salió con la cara un poco quemada y muda (y a causa de esto le tuvieron que poner el chip EN LA NUCA) ¿QUÉ MIERDA DE BOMBA ERA ESA? ¿Y por qué cojones usan una bomba? ¿No podía Ojo De Halcón dispararle una flecha a través DE LA PUTA VENTANA QUE TIENE EL TÍO DETRÁS? ¿O un tiro? ¿O ENTRAR POR LAS BRAVAS Y MATARLO DE UNA PALIZA?

LA GRAN EVASIÓN

Para localizar la Sala Roja, las hermanas deciden ir a rescatar a su padre, Alexei, el Guardián Rojo, de la cárcel siberiana donde Dreykov le metió… porque… porque… PORQUE SI NO, NO PUEDEN RESCATARLE Y NOS QUEDAMOS SIN 20 MINUTOS DE PELÍCULA ¿VALE? ¿Cómo? ¿Qué por qué Yelena no sabe dónde está la Sala Roja si es el sitio donde se entrena? Porque cambia de ubicación constantemente (es como el helitransporte de SHIELD pero en ruso) y, atención, “PORQUE LAS VIUDAS SON SEDADAS AL ENTRAR Y AL SALIR PARA MÁS SEGURIDAD”.

En prisión solo la masturbación compulsiva puede impedir que los hombres se vuelvan locos, pero a veces tiene graves consecuencias….

En fin, para rescatar al cenutrio este, cuelan dentro de la prisión una action figure del Guardián Rojo, que al quitarle la cabeza tiene un pinganillo dentro que usan para darle instrucciones que son básicamente, “revienta la garita y la puerta acorazada de la entrada a patadas y sal al patio que ahí te recogemos en helicóptero, PERO NO LLAMES LA ATENCIÓN ¿EH?”. Al final de una buena ensalada de tiros, mamporros y explosiones, totalmente innecesaria (solo tenían que lanzarle la cuerda al tipo y largarse, pero no, Natasha salta del helicóptero y se pone a repartir leña y viva la fiesta), Yelena vuela una de las torres de vigilancia con un disparo de lanzacohetes y el consiguiente estruendo provoca un alud de nieve masivo que sepulta la prisión, lo que podemos suponer que mata a todos los guardias y presos que había allí. “Ésta es una forma muy guay de morir” sentencia Yelena. Pues claro que sí, con todo su coño. Y Natasha, después de pegarse la matada de salvar a todos aquellos parguelas en ‘Vengadores 2’, ya le viene bien un pequeño desquite, además son rusos y encima convictos, no cuentan como personas.

BATALLA FINAL

El plan para destruir La Sala Roja consiste básicamente en dejarse capturar por los malos para poder llegar hasta allí. ¿Whaaat? ¡Pero si se han tirado toda la película huyendo las pedazo de idiotas! Noooo, eso no es así, antes estaban las dos hermanas solas y ahora cuentan con la ayuda de sus papis. En fin, que se infiltran/cuelan/las capturan y se montan la típica operación en varias partes: tú liberas a las viudas, tu ahostias al malo, tú te partes la cara con Skeletor, yo me toco los cojones, etc.

Yelena tiene como función dejarse atar a una camilla de operaciones para que le trepanen el cráneo, con objeto de que le saquen los sesos “para ver cuál es el fallo” (cómo funciona el antídoto). La atan a la camilla despierta y vestida con su traje de combate y todo, y ella se libera usando un cuchillo que lleva en el cinturón, tal y como le informa su mami por el pinganillo que tampoco le han quitado.

Y menos mal que lleva el cuchillo, sin él jamás se hubiera podido liberar de UNAS ATADURAS TAN BRUTALES Y COMPLICADAS.

Tras esto, Yelena liberará del control mental a todas las viudas a la vez yendo a su encuentro, mientras ellas están apalizando a Natasha con cuidado de no hacerle daño. Para inocularles el antídoto a todas a la vez, usará un método súper chachi: ATA LOS VIALES A UNA GRANADA Y LA LANZA SOBRE LAS CABEZAS DE LAS VIUDAS PARA QUE ESTALLE Y ESPARZA EL ANTÍDOTO, con tal precisión que justo quedan dos viales enteros porque “¡Ups, hay más viudas en todo el mundo y hay que curarlas a ellas también, casi se nos olvida, coño!”

Aquí se descubre otro efecto mágico y maravilloso del antídoto: ABSORBER TOTALMENTE EL DAÑO Y LA METRALLA DE LA GRANADA dejando sólo esta lluvia de bello color cereza.

Por supuesto, todas las viudas se vuelven buenas y cuquis al instante, porque todas estaban “drogadas”, ni una sola de ellas era asesina a sueldo por propia voluntad.

“Si no fuera por la covid de los cojones y la distancia de seguridad, te lamía toda la cara jamelga… Pero tranquila, que tengo los condones y la vaselina preparados”

Además de todo esto, se montan un rollo con las máscaras de ‘Misión Imposible’ para que Natasha pueda colarse en el despacho del malo haciéndose pasar por su madre y que el malo le suelte la chapa de rigor explicándole todos sus planes y enseñándole cómo funciona el ordenador que lo controla todo y tal. En realidad podría haber hecho eso mismo la madre auténtica sin máscaras y sin polleces (a parte de que le sale mal el invento porque el malo las clincha enseguida), pero según las leyes de la constitución de mis cojones morenos, es obligatorio que sea la protagonista la que se ahostie con el malo al final.

Plástico de burbujas, como camuflaje es una mierda, pero es la mejor protección contra las tollinas.

ACABAMOS PEOR

Al final la base volante explota, todos se tiran al vacío y se pelean por el aire mientras van cayendo, utilizan UNO de los DOS viales para curar a Antonia (el otro servirá para fabricar más antídoto para el resto de viudas, misión de la cual se encargarán las viudas ya libres, ESTÁ TO PENSAO). Y así todos se van a su casita menos Natasha, que se queda para que el general Ross (William Hurt) y su séquito de milicos que aparecen en ese momento y suponemos HAN LLEGADO HASTA SAN PETERSBURGO EN FURGONETAS, y que la llevan persiguiendo desde el principio de la película (pero solo salen al principio y al final) la detengan. Pero no la detienen, por lo visto solo la llevan a la peluquería, y una semana después, ya de vuelta en USA, la vemos con el pelo rubio y el jet de Los Vengadores que le ha conseguido su amigo el pagafantas, yéndose en busca de los Vengadores que están entrullados por esa época. CHIMPÚM.

Y me queda una pregunta: Si la Sala Roja, el malo, su tablet controladora y toda la movida se han ido al cuerno… ¿Hace falta ir a administrarles el antídoto a todas las viudas que quedan por el mundo para librarlas de un control QUE YA NO EXISTE?

“Mi cheque, cabrones, y a la vuelta remáis vosotros”.

LIQUIDAR

“Aishhh… ¿Qué habéis hecho?” Decía yo al principio.

Lo que habéis hecho es un intento de ‘Red Sparrow’ PG-13 mezclado con ‘Misión Imposible’ y cuatro gotas totalmente sobrantes de ‘Los ángeles de Charlie’ (“Esta misión va a ser un curro que flipas. Sí, pero divertida”), con un guion infame. Lo del PG-13 es un lástima más que nunca en esta película, y la refritada de otras películas prácticamente inevitable (es una espía rusa femenina y heroína de Marvel, ¿QUÉ COJONES IBAN A HACER?). Pero lo del guion infame es una patada en los cojones.

Todos los logros y aciertos que tiene ‘Viuda Negra’ se van por el váter, y todo alarde de seriedad, madurez, gravedad o como queráis llamarlo, se hunde en la miseria cuando el primero que parece un niño de 10 años es el inepto que ha escrito esto. Igual deberían haber buscado algún voluntario entre los fans que llevan 11 PUTOS AÑOS pidiendo una película del personaje en solitario, y que ahora mismo deben estar aplaudiendo con las orejas este desgraciado aborto, a caballo entre la (breve) sacada de chorra suicida y el puro festival de idioteces.

¿La escena post-créditos? Es esta tía sonándose los mocos delante de la tumba de Natasha y encargándole a Yelena que vaya a matar a Ojo de Halcón. Ale, ya podéis ir a mear. De nada…

Comentarios

¿Te gustó? ¡Puedes apoyar a CINECUTRE con Patreon!

Comparte esto:
Nota del Crítico
Crítica


comentarios
 
Deje una respuesta »

 

Dejar una respuesta 

Please type the characters of this captcha image in the input box

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada